martes, 28 de junio de 2016

Oud Beersel Oude Kriek Vieille

MARCA: Oud Beersel
MODELO: Oud Beersel Oude Kriek Vieille
ESTILO: Kriek (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Oud Beersel es una cervecera fundada en 1882 en Beersel, a 10 km de Bruselas, y dedicada en exclusiva a la elaboración de Lambic. Durante 120 años estuvo bajo la dirección de la familia Vandervelden, involucrando a 4 generaciones, hasta la interrupción de su actividad en diciembre del 2002 por motivos económicos. Por suerte poco tiempo después, en el año 2005, Gert Christiaens y Roland De Bus la volvieron a poner en marcha, y sigue desde entonces bajo su supervisión. En el momento actual elaboran 5 cervezas de tipo Lambic, además de vender 2 cervezas de alta fermentación bajo la marca Bersalis, elaboradas en Brasserie Huygue.

La que comento hoy fue un regalo navideño de origen muscular, y se trata de una Lambic madurada con al menos 400 g de cerezas por litro. Es de un bonito color granate, rubí al trasluz, con una mínima turbidez. La corona una espuma rosada de burbuja fina, algo escasa pero muy resistente. Tiene un perfume delicioso en el que un torrente de cereza salvaje, con el punto de acidez de esta fruta, se junta con cítricos, algo de fresa silvestre, trigo crudo y el inconfundible carácter de las levaduras salvajes, con recuerdos de heno. Queda de fondo especia picante, madera fresca y un agradable deje balsámico. Es llamativa la gran cantidad de elementos que confluyen en este aroma, y cómo cada uno de ellos aporta justo lo necesario para no sobrecargar.

El comienzo en boca es agridulce, con suave malta acompañando las frutas silvestres, entre las que destaca evidentemente la cereza aunque también hay algo de fresa y limón. En seguida aparece una leve efervescencia, a partir de la cual se desarrolla el sabor de la levadura lambic, áspera, astringente y un poco picante. Con ella se potencian los cítricos, formándose un final de acidez afilada con grandes cantidades de pomelo, la sequedad de la barrica y el Brett, aunque sin perder tampoco de vista el papel de las cerezas empleadas en la elaboración. Regusto larguísimo, dominado por madera y recuerdos de vino rosado, en última instancia quedan reminiscencias de fruta. Es una Kriek fantástica, muy compleja y a la vez equilibrada, y quizá algo más accesible que otras referencias de este estilo. La he disfrutado una barbaridad, ¡gracias Ana!

NOTA:

domingo, 19 de junio de 2016

Barcelona Beer Company Cerdos Voladores

MARCA: Barcelona Beer Company
MODELO: Barcelona Beer Company Cerdos Voladores
ESTILO: India Pale Ale (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: "Buena cerveza", "rentabilidad" y "pasarlo bien" eran las 3 premisas que David Ferrer, Carles Vilaseca y Oriol Renart, responsables de Barcelona Beer Company, afirmaban haberse puesto como condiciones para continuar con su proyecto en una entrevista en el 2014 y, puesto que siguen en activo, parece que los están cumpliendo. Así, a pesar haber pasado tan solo 3 años desde su fundación, cuenta en su repertorio con 10 cervezas entre fijas y de temporada, su nombre es fácilmente reconocido dentro del panorama nacional e incluso recientemente han abierto su propio restaurante en la calle Muntaner de Barcelona. 

Esta botella de Cerdos Voladores, junto con La Niña Barbuda y Barcelona, me llegaron por cortesía de Ulabox, a quienes quiero darle las gracias por el detalle. Es de un bonito color naranja brillante, con una cantidad considerable de cremosa espuma blanca que sin embargo desaparece con rapidez. La carbonatación es inapreciable, aunque la leve turbidez del líquido puede influir. Su aroma es fresco, cuenta con una base moderada de malta y algo de toffee pero el lúpulo domina con claridad. Nada más servirla lo que más llama la atención son las frutas tropicales, mango maduro sobretodo, más suave maracuyá y melocotón, pero en cuanto pasan unos minutos prevalece naranja de sangre, más secundarios limón y pomelo, un toque de licho, y sale a superficie el carácter herbal y resinoso del lúpulo.

En boca es bastante agresiva, queda en el fondo algo de malta con mínimos toques de caramelo, con el apoyo de la fruta madura, pero en seguida se dispara el lúpulo. Este se presenta en un inicio un carácter tropical, aunque esquivando el dulce, pero al instante es sustituido por grandes cantidades de pomelo, naranja amarga y más apagados limón y pino. Final áspero y seco, tan ácido como amargo, deja pomelo y resina en las encías. No está mal hecha: su textura es agradable, el cuerpo es muy apropiado para el estilo... sin embargo la carga de lúpulo es excesiva para mi gusto y me da la impresión de que queda algo descontrolada, que es la misma sensación que me transmitió La Niña Barbuda. De todas maneras, estoy seguro de que no defraudará a los amantes de las cervezas bien cargadas.

NOTA:

martes, 14 de junio de 2016

Basqueland Brewing Project Aupa All United Pale Ale

MARCA: Basqueland Brewing Project
MODELO: Basqueland Brewing Project Aupa All United Pale Ale
ESTILO: American Pale Ale (5'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Basqueland Brewing Project es una cervecera fundada en Gipuzkoa por tres estadounidenses, Kevin Patricio, también chef del restaurante La Madame de Donostia/San Sebastián,  Benjamin Matz, antiguo trabajador en Stone Brewing y principal responsable de la elaboración, y Benjamin Rozzi. Tienen actualmente en su catálogo 8 cervezas distintas, todas con un corte afín a las cervezas de la Costa Oeste Norteamericana, aunque sus responsables han querido hacer también un nexo con la gastronomía vasca. La cerveza que comento hoy, junto con una botella de la Kölsch Captain Norbert (deliciosa), llegaron a mi despensa a través de la hipermusculada Ana quien, sabiendo lo poco que investigo con las cervezas nacionales, decidió traérmelas cuando las vio en un bar de Pamplona. ¡Gracias por ambas!

Esta es de un color ambar anaranjado con un brillo resplandeciente, que la hace francamente apetitosa. Gran cantidad de burbujas rápidas y dispersas ascienden hacia una espuma blanca, que persiste en la superficie en forma de islas mientras dura la cerveza. El aroma es americano al 100%; apoyándose sobre una base dulce y cremosa de malta, toffee y miel se extiende un torrente de fruta tropical, fresco y vivo, en el que destacan mango, maracuyá y melocotón. El lúpulo floral termina de completar el perfume, y se nota también alguna reminiscencia de chicle o gominola, muy agradable. La verdad es que es un perfume muy voluminoso y penetrante, y como primera impresión resulta más que sugerente.

En boca el perfil cambia de traje. En la entrada predomina el dulce, con malta, suave toffee y algo de cereal crudo, a lo que se suman frutas como albaricoque, melocotón y suave mango, aunque con mayor sobriedad que en el aroma. El trago es consistente, la carbonatación le da vitalidad, y a medida que avanza las frutas van siendo sustituidas por intensas notas de naranja y limón. Al final el lúpulo suma un afilado punto herbal, recuerdos de miel y un punto floral, quedando una APA algo áspera pero sabrosa y compleja. Me ha gustado mucho; fuerzan el equilibrio con el lúpulo, consiguiendo una cerveza muy refrescante sin que resulte estridente, y mantienen el papel de la malta. Gran trabajo.

NOTA: