domingo, 31 de agosto de 2014

Thornbridge Jaipur India Pale Ale

MARCA: Thornbridge
MODELO: Thornbridge Jaipur India Pale Ale
ESTILO: India Pale Ale (5'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra


CARACTERÍSTICAS: A pesar de ser un país con un buen número de fábricas en funcionamiento desde hace varias décadas, superando algunas incluso el siglo de actividad, hay algunas cerveceras jóvenes que están recibiendo mucha atención estos últimos años. Entre ellas estaría sin duda Thornbridge Brewery, una fábrica fundada en el año 2005 en Thornbridge Hall, una casa de campo del condado de Derbyshire cuyos orígenes datan del siglo XII. Inicialmente eran Stefano Cossi y Martin Dickie quienes estaban al cargo de la elaboración, pero 2 años más tarde el segundo abandonó la empresa para crear junto a James Watt la archiconocida Brewdog, por lo que fue sustituído por Kelly Ryan. En los años siguientes se fueron incorporando otros profesionales, contando en este momento con más de 30 trabajadores que han conseguido situar a esta cervecera en lo más alto del panorama británico actual.

La que voy a comentar hoy es posiblemente su elaboración más representativa, una India Pale Ale llamada Jaipur, galardonada con múltiples premios desde su creación. Es una cerveza de color dorado mate, ligeramente pálida, con alguna burbuja aislada que asciende con rapidez a través de un líquido de leve turbidez. De su consistente espuma blanca jabonosa escapa un aroma profundo, con un fondo de malta dulce, galleta, suave miel y algún toque de cereal, cubierto por una generosa ración de fruta fresca, entre la que destacan limón maduro, naranja de sangre, suave manzana, y en una capa superior melocotón y maracuyá. Llama la atención la presencia de trigo crudo, poco habitual en este estilo de cervezas, que se entrelaza con marcado lúpulo floral y toques de clavo y cilantro.

Este perfume tan plácido no es otra cosa que el anticipo de un sabor también relajado, con un paso por boca denso y sedoso. Empieza dominando la malta, acompañada de cereales y trigo crudo, y progresivamente se va sumando la fruta, aunque con un dulzor mucho más limitado que en nariz. Se detectan con facilidad limón, pomelo, uva blanca y arándanos, mientras que notas de naranja amarga y manzana verde son algo más esquivas. Durante todo el trago mantiene un perfil ácido, lo que sirve para que el amargor final, bastante marcado, resulte menos estridente. En este campan a sus anchas los cítricos, junto con una buena dosis de hierba y pino, y un leve deje medicinal y mineral que delata su origen británico. Es una IPA sobria y elegante; lejos de los extremismos del nuevo mundo, aunque más fresca y frutal que la mayoría de los ejemplos británicos. La verdad es que siempre me ha parecido una elaboración sensacional, muy completa y trabajada, y que no desmerece en absoluto a su reputación.

NOTA:

domingo, 24 de agosto de 2014

Emelisse Innovation Series: Smoked Rye IPA

MARCA: Emelisse
MODELO: Emelisse Innovation Series: Smoked Rye IPA
ESTILO: India Pale Ale de centeno ahumada (6'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Países Bajos


CARACTERÍSTICAS: Con lo mucho que acostumbran a gustarme las cervezas de Emelisse, cuando vi en mi tienda habitual una botella de sus Innovation Series sentí ganas de colaborar con esta fábrica en la experimentación. De esta gama tenía fichada desde hace tiempo su Crème Brûlée Stout, una cerveza cuyo nombre no podría resultar más apetitoso, pero por desgracia la que estaba en las estanterías no era ésta, sino una IPA de centeno con malta Rauch, una mezcla bastante peculiar y, por qué no decirlo, peligrosa, a la que me enfrenté con ciertas dudas acerca de lo que podía encontrar. Lo que sí que tenía claro es que, fuera como fuese, el resultado merecía por lo menos un post aquí para relatar la experiencia.

El color que me iba a encontrar era todo un misterio, aunque por el centeno se podía deducir que iba a tener un tinte algo oscuro; así fue, y al servirla en copa me encontré un líquido color bronce anaranjado, de aspecto turbio. De su compacta espuma gris emanaba un llamativo aroma, inicialmente copado por bayas, uvas, cítricos, hierba y más leves recuerdos florales, quedando un perfume quemado en segundo plano. En cuanto reposa la cerveza este último emerge y le gana la mano al lúpulo, al envolverlo en un ahumado marcado, con toques de carbón, bajo el cual subyacen malta dulce, frutos secos y un mínimo punto tostado.

En boca el orden se invierte. Lo primero en aparecer es la dulce malta, acompañada por suave caramelo, especias picantes y fruta madura, destacando uva blanca, naranja dulce y algo de albaricoque, para dejar después paso al ahumado, con un fondo de cítricos y hierba. Éste se potencia en los últimos instantes, extendiendo intensos recuerdos de pomelo, limón, pino, hierba y mínimo jengibre que se combinan con el amargor final, mientras un dulzor maltoso impregnado de centeno y humo constituye el fondo. Para lo rara que es la combinación el resultado es bastante bueno, y tanto la agradable textura como el equilibrio con el que se presentan todos los matices son prueba fehaciente de que detrás de esta elaboración hay una mano habilidosa y experimentada. No obstante hay algo que me molesta, posiblemente el humo, y que me hace no tener especial interés volver a tomar esta cerveza. Supongo que es a lo que se exponen los experimentos.

NOTA:

jueves, 14 de agosto de 2014

The Kernel India Pale Ale Citra Galaxy Mosaic


MARCA: The Kernel
MODELO: The Kernel India Pale Ale Citra Galaxy Mosaic
ESTILO: India Pale Ale (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: The Kernel es una de esas marcas que cautivan desde el primer momento, y bastan un par de botellas para tener el convencimiento de ninguna de sus elaboraciones van a resultar decepcionantes. Esto yo lo tenía muy claro tras probar dos de sus cervezas oscuras, Export India Porter e Imperial Brown Stout London 1856; lo que no me imaginaba es que sus productos más lupulados me iban a gustar tanto o incluso más, a pesar de que no son el tipo de cervezas que más me apasionan. De todas formas tampoco puedo quejarme, ya me habían avisado varias personas, de entre las que recuerdo a Dámaso y a Albert Espinosa, de la habilidad de Evin O'Riordain a la hora de crear IPAs y similares.

Entre las IPA de The Kernel que tengo en la despensa me pareció interesante comentar esta, porque entre los lúpulos que la componen está Mosaic, una variedad que parece estar muy de moda últimamente. Se trata de una cerveza de color amarillo pajizo, con suficiente turbidez para recordar a una Weizen. La recubre una resplandeciente espuma blanca brillante, que poco a poco se reduce hasta quedar una fina membrana. En nariz... ¡simplemente monstruosa! Una combinación exquisita de fruta tropical con cítricos, sobretodo naranja, y otras frutas mediterráneas como melocotón, albaricoque y nísperos, todo ello infiltrado de malta, caramelo y almíbar. El resultante es dulce pero equilibrado, a lo que contribuye una potente cobertura de lúpulo floral, con algún tenue toque de miel, y marcados recuerdos de hierba fresca y jengibre que aparecen al alejar la copa.

Como suele suceder en este estilo, la frutalidad del aroma se convierte en acidez y especia en boca, con una entrada de jengibre y clavo que al instante es invadida por pomelo, limón e incluso plátano maduro. Poco a poco va saliendo el potente sabor de la malta, suave caramelo, naranja y algo de albaricoque, acompañado por una cierta efervescencia que, junto con la acidez, aligera el trago. Al final se introduce de forma progresiva en un final áspero, agresivo, de amargor marcado, rebosante de hierba, algo más secundarios cítricos y pino, y leves recuerdos de aspirina. Es una cerveza marcadamente seca y astringente pero, entre la complejidad de su sabor y el cuerpo que exhibe, consigue una dimensión que la hace cualquier cosa menos monótona. Es una exhibición perfecta de como meter grandes cantidades de lúpulo en cada botella sin matar de aburrimiento (y amargor) al que se somete a la elaboración.

NOTA:

lunes, 4 de agosto de 2014

8 Wired Hopwired New Zealand I.P.A.

MARCA: 8 Wired
MODELO: 8 Wired Hopwired New Zealand I.P.A.
ESTILO: India Pale Ale (7'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Nueva Zelanda

CARACTERÍSTICAS: 8 Wired es posiblemente la cervecera de "La Tierra de la Larga Nube Blanca", habitualmente conocida como Nueva Zelanda, más popular a nivel internacional. Lo curioso es su fundador, Søren Eriksen, es en realidad un danés que se trasladó con su mujer a esta isla en el año 2007, cuando su experiencia con el homebrewing era todavía breve y poco satisfactoria. Con la intención de dedicarse a la elaboración de cerveza de forma profesional, comenzó a trabajar en Rennaisance Brewing en Blenheim, y un año después los dueños le permitieron elaborar su propia cerveza en sus instalaciones; así vio la luz la primera de las cervezas de 8 Wired en Octubre del 2009. Mucho han cambiado las cosas desde entonces, entre ellas la demanda de sus cervezas, lo que les obligó a trasladar parte de su producción a otra fábrica neozelandesa llamada Auckland's Steam Brewing Company, y la gran cantidad de premios que han ido cosechando a lo largo de los años.

La que comento hoy es una de sus elaboraciones más conocidas, una IPA de estilo americano y, según sus propias palabras, la primera en ser elaborada únicamente con lúpulo neozelandés, concretamente Nelson Sauvin, Southern Cross y Motueka. Es una cerveza de color dorado con intensos destellos naranjas, casi transparente, hasta el punto que se podría plantear si está filtrada. Quizá en espuma va algo más justa, partiendo de un dedo y medio nada más servirla, que se reduce a una membrana en escasos minutos, no obstante el aspecto es bastante bueno. Al acercarla a la nariz, el primer pensamiento que pasó por mi cabeza fue acerca de las fantásticas cualidades de los lúpulos de Nueva Zelanda, que crean un potentísimo torrente de frutas entre las que destacan toneladas de mango, naranja dulce, curaçao, uva blanca y más suave maracuyá y melocotón, una mezcla profunda e intensa que es a su vez respaldada por dulce malta, almíbar y denso caramelo. Se pueden encontrar además notas de miel dispersas, y un volátil recuerdo herbal y de pino que, sin ser lo más prominente, su presencia es clara. 

En boca, el sabor da el primer paso con una medida acidez efervescente, que al final del trago queda en la lengua junto con un leve toque picante. Le sigue la malta y el caramelo, acompañadas por un séquito de frutas entre las que destacan de nuevo mango, melocotón y naranja, además de una importante carga de bayas silvestres y uva blanca que trasladan el sabor a registros algo menos dulces. Ya a mitad del trago se empieza a detectar un gusto especiado a alcohol, antes de concluir con un amargor intenso en el que se juntan marcadas notas de pino, cítricos y más suave hierba, en todo momento respaldadas por malta y almíbar. Queda un regusto mucho más áspero, enólico y resinoso de lo esperable por el aroma, propio de las IPA más agresivas, pero con el carácter frutal de la cerveza de Nueva Zelanda. No sé si se debe a la composición de sus tierras, puesto que en el vino de esta región también aparece esta característica, pero lo que está claro es que las cervezas de allí tienen determinados elementos que las hacen fácilmente reconocibles. Y ésta, además de reconocible, es fantástica, tan fresca como sabrosa y muy muy bien equilibrada.


NOTA: