domingo, 24 de noviembre de 2013

Augustinerbräu Heller Bock

MARCA: Augustinerbräu
MODELO: Augustinerbräu Heller Bock
ESTILO: Maibock (7% ABV) 
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Las cervezas tipo Maibock me apasionan, me parece la mezcla perfecta entre una Bock y una Münchner Hell, por lo que siempre que tengo una al alcance de la mano procuro hacerme con ella. Si tenemos en cuenta que también soy incondicional de los productos de Augustiner, parecía casi asegurado que su representante de este estilo, tan esquiva en nuestro país, no me iba a defraudar. No obstante, si alguien tenía dudas, ya le anticipo que mereció la pena cargarla durante todo el trayecto Munich - Bilbao - Pamplona, acompañada de otras 19 compatriotas, para poderla disfrutar en el calor del hogar poco tiempo después. 

Sirviéndola en su jarra correspondiente, me dio la impresión de que era algo menos oscura de lo que esperaba, de un dorado brillante con un halo blanquecino. Tan discreta como su espuma, de la que apenas persiste medio dedo en superficie, es su aroma, aunque resulta de todas formas muy agradable. Combina dulce malta, contundente, con cereales, pastel de manzana y leves recuerdos de crema, adornados con un deje cítrico y especiado. Una mezcla de flores y miel envuelve con suavidad y delicadeza el conjunto, aunque a medida que reposa la cerveza van ganando en presencia. 

Su perfume es el preámbulo perfecto para un paso por boca cremoso y denso, expectativas que se cumplen sin duda alguna. La malta es omnipresente en el sabor, acompañada de nuevo por suave crema y caramelo, adherida a intensas notas de manzana asada, plátano y dejes cítricos, que sin ser demasiado potentes son exacerbados por la carbonatación. A medida que avanza el trago gana en presencia la acidez, con una efervescencia en el fondo de la lengua que queda cerca de hacerse excesiva, para al final desembocar en un amargor considerable para una cerveza bávara, con medidas recuerdos enólicos y especiados sobre un fondo de miel y flores. Quizá esperaba algo excepcional, a lo que en mi opinión no llega, posiblemente por un exceso de gas y menos calidez de la que me habría gustado, pero a pesar de esto no me ha decepcionado en absoluto; me parece una cerveza sólida y a la altura del nivel exigible a esta fantástica fábrica.

NOTA:

sábado, 16 de noviembre de 2013

Tegernseer 1806 Max I. Joseph Julibäums Export

MARCA: Tegernseer
MODELO: Tegernseer 1806 Max I. Joseph Julibäums Export
ESTILO: Münchner Hell (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: Otra de las cervezas de la reputada Tegernsee Herzoglich Bayerisches Brauhaus es su Max. I Joseph Jubiläums Export, una cerveza lanzada en el 2006 en conmemoración del 200º aniversario de la coronación de Maximiliano I como rey de Baviera. De esta cayeron unas cuantas durante la semana que estuve en Munich, de hecho recuerdo con especial cariño una tomada al borde del Tegernsee, y quise traerme al menos una botella a España para poder traer de nuevo a la memoria un viaje tan redondo como ese. 

De color amarillo algo pálido, pajizo, y cristalina frente a la luz, forma al servirla una espuma blanca, cremosa y persistente, alimentada por una carbonatación comparable a un tifón, que asciende velozmente por el vidrio. El aroma es una verdadera delicia, y cuenta con la naturalidad y el frescor que expresan las mejores cervezas bávaras. El corazón es de malta dulce salpicado de suave toffee, combinado con limón maduro, de acidez muy medida y hierba fresca. Se sustenta sobre un pedestal de cereales, impregnados de leves toques de miel, galleta y especias, consiguiendo una mezcla tan apetecible que se convierte la espera hasta dar el primer trago en un suplicio. 

En boca es suave, cremosa, sedosa, de una textura perfecta apoyada por una carbonatación extremadamente bien ajustada. Comienza con un dulzor de malta y manzana golden, modulado por cítricos, dejes de levadura y mínimo cítrico, ensamblados de forma que ningun matiz resalta respecto a los demás. Hacia el final, aparece de forma progresiva un amargor moderado que introduce más limón y hierba al trago, para en el último segundo surgir un peculiar e inesperado soplo de dulzor, bien cargado de miel, galleta, flores y frutas maduras. Me ha parecido deliciosa, de sabor intenso y compacto, y algo más contundente que la Helles de la fábrica, cosa que personalmente agradezco. A pesar de haber transcurrido ya varios meses desde que la compré no me da la impresión de que haya perdido demasiado, aunque es evidente que el sitio óptimo para consumirla es en la propia fábrica.

NOTA:

miércoles, 13 de noviembre de 2013

Paulaner Premium Pils

MARCA: Paulaner
MODELO: Paulaner Premium Pils
ESTILO: Pilsener (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Una de las cosas que me fascinó del viaje a Munich fue comprobar como en cualquier supermercado había innumerables referencias distintas y totalmente desconocidas para mí de las marcas que habitualmente llegan a los supermercados de España, como por ejemplo Franziskaner Royal, Paulaner Roggen o la cerveza que voy a comentar hoy, Paulaner Premium Pils. Contaba como precedente con la deliciosa Augustinerbräu Pils que también tomé allí, una grata sorpresa más en la línea de las Svetlý Ležák checas que de las Pils del Norte de Alemania, así que guardaba grandes esperanzas respecto a este reciente descubrimiento de Paulaner

Su aspecto no era en absoluto sorprendente, una cerveza rubia, dorada, cristalina, con una espuma de aspecto jabonoso que perdía la mayor parte de su grosor en los primeros segundos después de servirla. En cuanto al aroma, este seguía un camino similar, era totalmente incapaz de llamar la atención; de intensidad media, predomina en él los cereales, nuez, avellana, suave malta que le aporta un dulzor medido y un leve toque cítrico. De fondo quedaban notas minerales, mínima hierba y un recuerdo metálico que, para ser sinceros, habría preferido que no estuviese allí. De todas maneras, muchas Münchner Hell no expresan gran cosa en el olfato y sin embargo son fantásticas en boca, así que procuré no formarme opinión antes de probarla.

Hacer esto fue una decisión, puesto que, sin llegar a despegar, en boca mejora francamente. La malta está más presente, con toques de suave caramelo y miel, sobre un fondo mineral con el dichoso deje metálico. El conjunto está adornado por chispas de cítricos, sobretodo limón y algo de pomelo, que conquistan el trago con rapidez, haciendo que el sabor sea bastante ácido desde sus estapas iniciales, para terminar combinándose con un amargor contundente en el final, bien cargado de lúpulo noble alemán, predominantemente herbal, y suaves especias. No me parece gran cosa, para mi gusto es demasiado áspera y ese gusto metálico tan industrial se hace un poco molesto, de todas maneras se deja beber. Un poco decepcionante, esperaba más de Paulaner, y no sé por qué.


NOTA:

lunes, 11 de noviembre de 2013

Cucapá Obscura

MARCA: Cucapá
MODELO: Cucapá Obscura
ESTILO: Brown Ale (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: México

CARACTERÍSTICAS: Terminando con el último lote de cervezas que me trajo Laura de México, toca batirse en duelo con una artesana oriunda del estado mexicano de Baja California. La cervecera data de 2002 y su nombre, Cucapá, proviene de la tribu nativa del estado, que vivió en el delta del Río Colorado en el desierto de Mexicali, donde se elabora esta cerveza. La cervecera comenzó como una micro cervecería de bar y poco a poco se fue convirtiendo en una planta de producción.

Tiene un color marrón oscuro, rojizo al traslúz, y forma una capa de espuma beis clara, de burbuja grande. No tarda en reducir su tamaño hasta verse convertida en una fina membrana sedosa. La carbonatación no se muestra visible en el caldo de la cerveza.

Su aroma es intenso, destacando matices florales y maltosos, ligeramente a café y con lúpulo en menor medida. En el trago, refrescante y ligero, el café y la malta tostada se vuelven más intensos, dando como resultado un final uniforme y agradable, que se torna amargo y seco. Pese a no ser muy fuerte, no se echa en falta el sabor en ningún momento, si bien no no hace una cerveza excepcional.

No ha estado mal. Finalmente, muchísimas gracias a Laura de nuevo por el (los) detalles.

NOTA:


domingo, 10 de noviembre de 2013

Cervecería en Salamanca: Slainte

Hace algunos días me embarqué en un viaje a Salamanca por motivos laborales, pero como estaba seguro de que entre tanto trabajo iba a haber algunos momentos de ocio, aproveché para pedir algunas recomendaciones en materia cervecil sobre esta ciudad, ya que mi desconocimiento era absoluto. Pronto obtuve varias respuestas, y me llamó la atención en que casi todas coincidían en un bar llamado Slainte. Así pues, acepté las recomendaciones (aprovecho para dar las gracias por ellas) y apunté esta cervecería de cara a hacer una visita en cuanto tuviese una oportunidad.

Tras un par de días rondando por ahi, con una Pale Ale bastante industrial como mejor cerveza que me había llevado a la boca, una tarde lluviosa me escape durante unas horas y fui a este local dando un paseo. La dirección correspondía a una calle estrecha y algo oscura, perpendicular a una de las grandes avenidas de Salamanca, y allí me encontré ante una puerta de un garito de aspecto modesto, que posiblemente jamás me habría llamado la atención si no hubiese tenido referencias previas. 

Por dentro el local es sin duda pequeño, pero la innumerable cantidad de botellas, copas, carteles y demás merchandising de cerveceras que se pueden encontrar lo hacen muy acogedor para el apasionado de esta bebida. Nada más entrar, queda a mano izquierda una estantería abarrotada con casi la totalidad de las referencias disponibles para el cliente, mientras que a la derecha, detrás de una pequeña mesa, se encuentra la nevera, también hasta los topes. 

A pesar de que cuando entré era el único cliente, desde el primer momento me sentí muy cómodo. Eché un vistazo a las cervezas disponibles, que incluían tanto artesanales nacionales como marcas extranjeras de alto nivel, algunas de ellas como las Jopen neerlandesas o las Innis & Gunn escocesas, que tan poco frecuentemente se ven en el país, y finalmente me decidí por una Malheur 12. Mientras tanto el dueño me desveló, además de futuras incorporaciones al repertorio, su intención de tener una zona en el bar que funcionase como tienda, cosa que me pareció muy buena idea. Me sorprendió gratamente, por cierto, los precios de las cervezas, puesto que todas las referencias oscilaban entre los 2 y 3 euros, bastante por debajo de lo habitual en la mayoría de las cervecerías especializadas del país.

En poco rato el ambiente se empezó a animar con personas de lo más variopinto, desde gente del barrio que parecían clientes de toda la vida hasta jóvenes ávidos de probar cervezas nuevas acompañadas de algo de picoteo, aconsejados por el responsable de la barra. Yo seguí tan tranquilo con mi cerveza y un libro, y muy a gusto me habría quedado a tomarme una segunda, pero por desgracia tenía otros compromisos que atender. Así, pagué los 3 euros que costaba mi cerveza y me fui, aunque con la total seguridad de que volvería a este sitio la próxima vez que visitase Salamanca. 

La verdad, me pareció un muy buen local. Buen surtido y bastante original, y precios excelentes. Quizá queda algo corto en cuanto a comida, pero la verdad es que yo tampoco lo eché en falta.

(NOTA: este negocio se trasladó a la calle Van Dyck meses después de que yo lo visitase)

CERVECERÍA: Slainte.
DIRECCIÓN: Calle Van Dyck, 5.
POBLACIÓN: Salamanca.
PROVINCIA: Salamanca.


viernes, 1 de noviembre de 2013

"II Concurso de Maestría Cervecera" del Bier Club, en Pamplona

El año pasado, más o menos por estas fechas, el Bier Club de La Vinoteca anunció la convocatoria de un concurso de homebrew, posiblemente el primero que se realizaba en Navarra, bajo el nombre de "I Concurso de Maestría Cervecera". Pese a que en los primeros intentos siempre hay algunos fallos, la verdad es que no hubo complicaciones graves y la gente respondió verdaderamente bien. El 11 de Abril del 2013 se hizo entrega de los premios a los ganadores, y ese mismo día Rubén me reveló que ya estaba preparando la segunda edición, para la cual tenía pensados algunos cambios. 

Al igual que en la anterior ocasión, he redactado un pequeño resumen de los aspectos que me parecen más importantes; no obstante se pueden solicitar las bases completas al Club Bier, cuya dirección he colocado al final del post.


1. El concurso y las catas para determinar a los ganadores se realizarán en la sede de Bier Club de Pamplona/Iruñea, en calle Esquíroz, 22 trasera.

2. Los dos estilos elegidos para esta convocatoria son Russian Imperial Stout y Belgian Strong Dark Ale, de acuerdo con las características establecidas por las guías de la BJCP.

3. En esta ocasión los participantes serán exclusivamente elaboradores no-profesionales. Por este motivo, no se permite la producción de la cerveza presentada al concurso en instalaciones destinadas a la comercialización de la misma.

4. Cada concursante puede presentarse a uno o a ambos estilos indistintamente. Es necesario entregar un lote de 6 botellas de 33 cl por cada estilo en el que se desee competir.

5. La cuota de inscripción será de 10 euros por estilo presentado. Los socios del Bier Club podrán participar de forma gratuita.

6. El plazo límite de entrega es el día 30 de Abril del 2014; no se admitirán aquellos envíos que lleguen más tarde de esa fecha.

7. El jurado del concurso estará compuesto por miembros del Bier Club, exceptuando aquellos que participen en el certamen.

8. Cada miembro del jurado realizará la valoración de las cervezas presentadas sobre una plantilla estandarizada. De la suma de las puntuaciones otorgadas por cada miembro del jurado se decidirán los ganadores de las diferentes categorías.

9. De acuerdo con el fallo del jurado se determinarán los ganadores, y se hará entrega de los siguientes premios :
  • Estilo Russian Imperial Stout:
    • 1º Clasificado: 100 euros, trofeo y un diploma.
    • 2º y 3º Clasificado: 50 euros y un diploma.
  •  Estilo Strong Dark Ale:
    • 1º Clasificado: 100 euros, trofeo y un diploma.
    • 2º y 3º Clasificado: 50 euros y un diploma.
Mi impresión con estos cambios es que hay mejoras importantes respecto al año pasado, sobretodo, me ha parecido una buena idea disminuir en número de botellas que hay que aportar para participar. El año pasado me llamó la atención que se hubiesen preestablecido los estilos para presentar pero al final resultó ser una buena idea, comparar cervezas muy distintas puede ser difícil. En cuanto a los elegidos para esta edición, a mí no me parecen fáciles de realizar de forma correcta, pero ya quedó patente que había nivel suficiente.

Esperemos que vuelva a haber una participación como mínimo tan buena como la de la anterior convocatoria, y si es posible mayor todavía. Yo dudo que mis habilidades cerveciles estén a la altura de presentar nada a concurso, pero nunca se sabe... ¡Suerte a todos!


La Vinoteca
Esquiroz
C/ Esquíroz 22 trasera, Plaza del Vino. 31007 Pamplona
Tlfno.: 948 27 80 06
Chapitela
C/ Chapitela 15 Bajo, 31001 Pamplona
Tlfno.: 948 22 10 92