domingo, 30 de septiembre de 2012

Evil Twin El Raval Hipster Ale

MARCA: Evil Twin
MODELO: Evil Twin El Raval Hipster Ale
ESTILO: American Pale Ale (5'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Dinamarca


CARACTERÍSTICAS: En la última reseña comenté una de las cerveza elaboradas por los alumnos del responsable de Mikkeller, Mikkel Borg Bjergsø, y ahora sigo en su entorno social comentando una botella de la marca que creó su hermano, Jeppe Jarnit-Bjergsø. Esta cerveza, elaborada en las instalaciones de Naparbier en Landaben, forma parte de la serie denominada Hipster Ale, un homenaje a barrios célebres de diferentes países del mundo, que hasta llegar al colorido El Raval de Barcelona ha tenido que pasar por Istedgade de Copenhague, Södermalm en Estocolmo, el neoyorkino Williamsburg, Shoreditch en Londres y por último el bullicioso Trastevere de Roma. No obstante, no era el fin de la saga, puesto que le han seguido el noruego Grünerløkka en Oslo, el barrio Mission de San Francisco, y una pequeña población danesa llamada Sønderho, emplazada en la isla de Fanø.

Poca información tenía sobre qué me podía encontrar en El Raval, aparte de una breve reseña de Pau hace unos meses y algún comentario puntual de conocidos mencionando lo rara que era, por lo que mi expectación era máxima. Al servirla, luce un color naranja pálido, bronceado, algo turbio, con una escasa espuma grisácea a la que acuden una fugaz marabunta de burbujas microscópicas. Su aroma tampoco permite encuadrarla del todo en ningún estilo concreto, al presentar una medida mezcla de toffee, mandarina y miel, que deja de fondo suaves recuerdos de caramelo y naranja, todo ello adornado con lúpulo floral y un toque de canela, hierba y pino. 

En el sabor arranca la malta, creando una base de tostados dulces, caramelo y manzana asada, impregnada de mandarina y naranja, dejando un gusto a miel en un segundo plano. Pasa sedosa por boca, y consigue mantener los sabores bien ensamblados hasta alcanzar un final de inicio suave, donde se potencian los cítricos, añadiéndose a los ya presentes limón y pomelo, y las notas de flores, hierba y especias. Al principio parece que va a resultar una peculiar y delicada aunque quizá algo falta de fuerza, pero sin embargo el amargor se acaba desatando y al combinarse con la acidez deja tras de sí sensación áspera y una sequedad que es sin duda lo que faltaba para terminar de redondear esta cerveza.

NOTA:
 

jueves, 27 de septiembre de 2012

To Øl Black Ball Porter

MARCA: To Øl
MODELO: To Øl Black Ball Porter
ESTILO: Baltic Porter (8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Dinamarca


CARACTERÍSTICAS: Tobias Emil Jensen, Tore Gynther y su profesor Mikkel Borg Bjergsø comenzaron a elaborar cerveza en su Colegio Mayor en el 2005, y durante los años siguientes ocuparon las cocinas durante las noches intentando conseguir cada vez cervezas de mayor calidad. Poco tiempo después Mikkel Borg fundó la reputada Mikkeller, ampliamente distribuida por todo el mundo en la actualidad, mientras que los dos alumnos tuvieron que esperar hasta el 2010 para que viese la luz su propia marca: To Øl. 

Pese a contar en su arsenal con más de una docena de cervezas no cuentan en este momento con instalaciones propias, sino que sus creaciones salen de la belga De Proefbrouwerij. Entre ellas está Black Ball, que algunos colocan dentro del discutible grupo de las Black IPA, pero que estos daneses prefieren definir como "Hoppy Porter", muy acertadamente al menos en mi opinión. 

Es de color negro opaco, con una cubierta de dos dedos de espuma beige, cremosa y abundante. Sale de esta un intenso aroma que irrumpe con fuerza en las fosas nasales, donde abunda malta torrefacta y regaliz negro, equilibrados con dulces notas de caramelo, toffee, frutas del bosque y pasas, dejando de fondo cacao, hierba y mínimos recuerdos de olivas. Es un perfume exquisito, denso y complejo, que sugiere que nos espera un sabor con estas mismas características.

Y así es, se presenta con cuerpo completo, rotunda y pesada, desprendiendo desde el inicio al igual que en nariz toneladas de torrefacto y regaliz negro. Sin embargo, en escasos segundos empiezan a surgir otros sabores que matizan el trago, ganando mucha complejidad con la presencia de potentes recuerdos de mora, arándanos,cacao y caramelo. Mucho antes del final ya es áspera, agria, y el carácter herbal del lúpulo es muy evidente, pero cuando nos aproximamos a los últimos instantes estas características se acentúan, formando un intenso amargor seco y agresivo, repleto de cacao, hierba, especias picantes y más de fondo un medido toque de alcohol y notas quemadas, de café negro y humo. Puede resultar algo dura, pero da la impresión de que detrás de ella hay mucho trabajo, lo que ha permitido ajustarla al milímetro consiguiendo así una Porter redonda. Muy recomendable, como todas las demás cervezas de esta marca.

NOTA:
 

martes, 25 de septiembre de 2012

Eichbaum Rotes Räuberbier

MARCA: Eichbaum
MODELO: Eichbaum Rotes Räuberbier
ESTILO: Kellerbier (5'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Del todavía considerable montón de cervezas que me traje del viaje a Alemania, aproveché que volvía a casa por un tiempo para abrirme esta cerveza, de cuya marca me hice con dos ejemplares de distintos estilos.

La Eichbaum Rotes Räuberbier viene elaborada por la cervecera alemana Privatbrauerei Eichbaum GmbH Co. Kg. Durante la Guerra de los Nueve Años la ciudad de Mannheim fue completamente destruida, incluída la cervecería Eichbaum, construída en 1679. Con la reconstrucción de la ciudad, que adquirió el sobrenombre de 'Quadratestadt' (ciudad de cuadrados), la cervecería Eichbaum volvió a resurgir de sus cimientos, permaneciendo hoy en día en esa misma esquina. Esta cervecera elabora gran cantidad de estilos distintos, y es muy conocida en todo Alemania.

La cerveza viste un color pardo y oscuro, muy opaco, con ausencia de burbujas en su caldo. La espuma es blanca y cremosa, aunque no se mantiene demasiado rato. Despide un rico aroma a malta caramelada y torrefacta, café, chocolate y notas herbales y ligeramente afrutadas.

En boca sigue esta tónica, destacando los dulces del chocolate y la vainilla, tras una capa de malta tostada y en su justa medida el matiz del lúpulo. Su textura es cremosa y refrescante, y despliega una gama interesante de ricos sabores, si bien a estos les cuesta salir. Se echa en falta algo de fuerza, y me pareció notar cierto toque metálico al final, pero cumple con su cometido sin ningún problema.

NOTA:


lunes, 17 de septiembre de 2012

II Aniversario de Manneken Beer: Taller de Homebrewing


Esta semana el paraíso cervecil navarro conocido como Manneken Beer ha cumplido su segundo aniversario, y para celebrarlo se han organizado, además de importantes descuentos en varias de las botellas que ofrecen, varios eventos en relación con la cerveza. El Jueves estuvo Javier Aldea presentando sus cervezas Nómada en una cata ciega, y el Sábado, el día que me pude permitir pasarme, Juan de Naparbier dirigió un breve taller de homebrewing.

El plan del día era elaborar desde cero una IPA, empleando para ello una receta ideada por Juan para la ocasión que incluía malta amber en extracto, malta caramelo en grano, y 3 lúpulos: Columbus, Simcoe y Citra. Estos últimos se añadieron a intervalos regulares de 5 minutos durante la cocción, y al final Simcoe y Citra con la técnica de dry-hopping, tan popular últimamente.

La verdad es que fue una elaboración muy didáctica, repleta de explicaciones, consejos, advertencias, trucos personales, y además sembrada de preguntas por parte de los asistentes, que permitían intuir un nivel de conocimientos técnicos considerable. No obstante no todo fue aprendizaje, sino que mientras se llevaban a cabo los diferentes pasos pudimos probar una serie de cervezas, a cada cual más interesante. 

La primera en aparecer fue Yang de Evil Twin, una IPA doble bastante alcohólica pero igualmente estupenda, al menos en mi opinión, con la que me habría encantado hacer un Black & Tan al combinarla con su hermana Yin. La siguió Kiwi, una Strong Lager de esta misma marca elaborada en las instalaciones de Naparbier para venta en Estados Unidos, y que debe su nombre a que en la elaboración se emplea exclusivamente lúpulo neozelandés, si no recuerdo mal Motueka. Tras esta, que por mi escasa afición a Lager más alcohólicas fue la que más frío me dejó, dimos paso a Naparbier ZZ+ Amber Ale, de la que ya he dicho suficientes cosas buenas recientemente, por lo que no creo que haga falta añadir más. Y para terminar atacamos lo más esperado de la noche, Zombreaker, la cerveza creada por estos elaboradores navarros para el 1º Aniversario de la tienda online/distribuidora Zombier, todo un bombazo de lúpulo que satisfizo por completo mis expectativas. La probé con Pau en la fábrica de Landaben cuando aún le faltaban unas semanas de maduración para estar lista, y definitivamente este tiempo de reposo le ha sentado muy bien. Imprescindible.

Comenzamos a las 4 y media, y en torno a las 9 de la noche terminamos de pasar la cerveza al fermentador, pero entre charla y bebercio estas horas pasaron volando. Además tuve la suerte de compartir mesa con la compañera Victoria, la simpática pareja catalano-navarra encargada de Cervecearte, y un vendelibros llamado Rubén, así que conversación tampoco faltó. En fin, un gran evento, mi más sincera enhorabuena a Juan de Naparbier y a Iker y Eneko de Manneken Beer.




miércoles, 12 de septiembre de 2012

Naparbier Amber Ale

MARCA: Naparbier
MODELO: Naparbier Amber Ale
ESTILO: Amber Ale (5'5 % ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España


CARACTERÍSTICAS: "¡Es el ataque de los varones metrosexuales! Nos acosan desde la prensa, desde las películas... desde cada frente. Su acción ofensiva parece ser imparable. A veces sientes que resistirse es inútil. En poco tiempo tendremos que escondernos en casa porque nunca conseguiremos ser un nuevo Brad, Cristiano o Pierce... ¡Al infierno con los hombres atractivos! Sí, soy feo. ¿Cuál es el problema? Me gusta como soy. Me siento diferente, especial. Me gusto a mí mismo

Esta es la carta de presentación de la ZZ+ Amber Ale de Naparbier, y sin duda encaja de maravilla con Billy Gibbons, guitarrista de los geniales ZZ Top, cuya cara aparece en la actual etiqueta que sustituyó recientemente a la que se ve en la fotografía. De color rojo brillante, anaranjado en periferia, emite un aroma perceptible a kilómetros, donde malta dulce, melocotón, naranja, almíbar y suave caramelo por un lado se enfrentan al lúpulo herbal, resinoso y en menor medida floral, consiguiendo un equilibrio arriesgado pero firme, que se encarga de preparar al visitante para el sabor.

En boca el lúpulo campa a sus anchas y forma un trago seco, áspero, incluso algo astringente. Gracias a su inusitada fuerza se permite inundar cada sorbo de intensas notas de hierba y pino, que acaparan la atención sobre una base de malta, caramelo, naranja, mango, y más suave melocotón y pomelo. Es en el final donde finalmente entra en ebullición, dando un amargor contundente, repleto de cítricos (muy evidente el pomelo), notas de resina, pino, hierba y especias picantes, que termina con un regusto largo y seco. Exquisita cerveza, agresiva y refrescante por igual, muy recomendable para los apasionados del lúpulo americano. Ya la versión anterior era excelente, pero me da la impresión de que ha habido cambios recientes que incluso la han mejorado, haciendo que en este momento poco o nada tenga que envidiar a otras Pale Ale de gran reputación internacional.

NOTA:

martes, 11 de septiembre de 2012

Riedenburger Historisches Emmer Bier

MARCA: Riedenburger Brauhaus
MODELO: Riedenburger Historisches Emmer Bier
ESTILO: Kellerbier Biológica (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: Sin quererlo ni beberlo me planté este verano en Münich, al final del recorrido de mi viaje por rutas germánicas, con la maleta cargada de cervezas, sin espacio para nada más. No obstante hice un esfuerzo final y adopté esta cerveza biológica que encontré en un mercadillo que habían montado al lado de la plaza del ayuntamiento (qué espectáculo, por cierto).

Esta cerveza pertenece al nombre de Riedenburger Brauhaus, del cual nos habló Embracing en su comentario a la Riedenburger Brauhaus Pils. Esta cervecera produce productos ecológicos, entre los que destacan las cervezas biológicas.

Tiene un color pardo muy turbio, prácticamente opaco, en el que se aprecia carbonatación media en forma de burbujas pequeñas que suben a la superficie. Genera una capa de espuma blanca, cremosa, de tamaño modesto y duración abundante. En el caldo se aprecian restos de levadura. Un aspecto prometedor.

El aroma se debate entre los lúpulos, el trigo, y las notas cítricas y afrutadas (melocotón y limón, sobre todo). En el trago descubre una intensidad media-alta, con cuerpo pesado y tono agridulce, en su justa medida. Sus matices más importantes son el cítrico, la fruta (naranja y melocotón sobre todo) y pan. La malta caramelada hace aparición a continuación para terminar en un deje ámargo y seco, ligeramente ácido, muy agradable.

En conjunto me ha parecido una cerveza excelente, aunque por lo que veo, no es demasiado sencillo hacerse con una.

NOTA:



domingo, 9 de septiembre de 2012

Zirndforfer Landbier

MARCA: Zirndforfer
MODELO: Zirndforfer Landbier
ESTILO: Münchner Hell (5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: Cada vez saco menos tiempo para escribir en el blog, pese a ir probando nuevas cervezas con regularidad, buscando sus características y apuntándolas en borrador. Esta cerveza la tomé hace bastante y casi he olvidado su procedencia, aunque creo recordar que fue un regalo del compañero de blog Embracing.

Él mismo hizo un comentario sobre la Zirndorfer Kellerbier Naturtrüb, también de la marca, aunque en lo personal la cerveza que nos ocupa no me ha dado tan buen resultado como le dió a él la Naturtrüb. Acompañó una sesión de trabajo en el ordenador, y ciertamente fue positiva para resistir el absolutamente demencial calor que atravesamos en Madrid hace unas semanas.

Esta cerveza es rubia cristalina, en cuyo caldo se aprecian gran cantidad de burbujas que se agolpan en la superficie. Es levemente turbia, y genera una espuma blanca, espesa y de corta duración.

Despide un aroma entre maltoso y afrutado, ligeramente cítrico y con toque acilantrado. En su sabor destaca todavía más la malta, quedando en segundo plano la fruta y el lúpulo, aunque en conjunto no llega a tener demasiada fuerza. Se vuelve poco a poco más ligera y suave, perdiendo características, aunque no termina por volverse insípida.

No demasiado especial, una landbier moderada, tirando a mediocre.

NOTA:


miércoles, 5 de septiembre de 2012

Domus Regia

MARCA: Domus
MODELO: Domus Regia
ESTILO: Blonde (4'3% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: La cerveza con la que se dió a conocer el nombre de Domus en el ambiente cervecil nacional fue la Domus Regia, una cerveza tostada de alta fermentación. No había quedado demasiado encantado con la IPA de la casa, pero tenía curiosidad por las otras dos variedades, por lo que elegí la Regia como acompañamiento para una sesión de cine intensivo.

El nombre de Domus, del que dimos algo más de información en el post de la Domus Aurea, proviene del latín, "casa". Por su parte, Regia hace alusión a la urbe regia en la que se convirtió Toledo, con los reinados visigodos.

Esta cerveza tiene un color ambar oscuro y opaco, con abundante sedimento en la base del vaso, aunque no demasiada carbonatación aparente. Luce una corona de espuma blanca, cremosa y abundante que se mantiene un buen rato en esplendor. La presencia es intachable. El aroma despide notas afrutadas y cítricas, como a manzana y limón. También toma presencia la malta torrefacta y el caramelo, en menor medida. En boca enseguida noté matices que me recordaron a la Aurea, como el toque cítrico al comienzo del trago. El trago es ligero y de sabor agradable, en la línea de estos primeros aromas, con notas afrutadas, especiadas, y presencia de levadura.

No obstante, y aquí me inquieté algo, volví a notar al rato ese punto en el aroma que me echaba completamente para atrás. Una sensación parecida a lo acontecido con la anterior. No sé definir bien qué, pero al cabo del rato la cerveza adquiere un olor desagradable, sin embargo se mantiene en sabor. Completamente extraño, veremos qué tal la Summa y si tengo ocasión volveré a probarlas.

NOTA:
 


 
Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: Esta es la única botella de las que me regalaron Carmen y Miguel que tenía pendiente de comentar, la primera Domus que salió a la venta, allá por el 2009, feliz época en la que comíamos brotes verdes sentados en los bancos más sólidos del mundo. Ha llovido desde entonces, y los chumachos de esta cervecera toledana no han descansado ni un momento, habiendo lanzado con cierta frecuencia novedades que han relegado a esta cerveza a una posición más secundaria, eclipsada por la idolatrada Domus Aurea y la reciente Europa. Por este motivo me pareció especialmente interesante dedicarle una reseña algo atenta, y comprobar que tal ha envejecido a lo largo de estos 3 años de convulsa actividad cervecil en España.

Al retirar la chapa tocó sorpresa, y durante los siguientes 5 minutos no dejó de brotar del cuello de la botella espuma beige en cantidades industriales, cosa que también sucedió al servir la cerveza. Curiosamente esta espuma no tardó demasiado en disminuir hasta niveles más aceptables, dejando al descubierto un líquido pardo anaranjado de turbidez importante. De este manaba un dulce aroma, mezcla de malta y melocotón maduro, con suaves recuerdos de manzana golden, naranja y de fondo mínima miel, canela y levadura. Quizá el dulzor aplana un poco, pero no podría decir que no fuese agradable y correcto.

El sabor es intenso y variado, aunque tanto el azúcar como la baja carbonatación lo hacen un poco plano y lineal. En torno al núcleo de malta, manchado con pinceladas de caramelo, campan a sus anchas abundante melocotón y manzana, acompañados por más leves recuerdos cítricos, predominando al inicio la naranja y hacia el final más el limón. En los últimos instantes del trago el dulzor se seca un poco, potenciándose ligeramente los cítricos, a los que se suma un tranquilo amargor herbal, con notas de clavo, que termina con delicadeza. Su principal pecado es la falta de gas, por lo demás está bien, pero se me queda un poco corta.

NOTA: