sábado, 29 de diciembre de 2012

Joseph Holt Sixex

MARCA: Joseph Holt
MODELO: Joseph Holt Sixex
ESTILO: Strong Ale (6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Joseph Holt fundó en 1849 en Oak Street, Manchester la cervecera que todavía hoy lleva su nombr; aunque evidentemente no es él quien la dirige ahora, sino su bisnieto, quien tomó el mando tras la muerte de su padre en el año 2000. Tampoco sigue la fábrica en el mismo lugar, sino que en 1860 se trasladó a Empire Street. Sin embargo, lo que sí que se mantiene es la utilización de barriles de 54 galones, o lo que es lo mismo 250 litros, siendo una de las pocas cerveceras inglesas que todavía comercializan sus elaboraciones en estos recipientes. 

Esta Strong Ale llamada Sixex, primera Ale de la fábrica que salió a la venta en botella, vino escondida en el equipaje de Alberto hace unos meses, como esa forma de cortesía que ya hemos establecido de forma oficial entre los dos ante cualquier visita que incluya alojamiento. Es muy oscura, casi negra, protegida por una cremosa espuma beige, bastante abundante para una pinta inglesa. Se agradece el frescor natural de su aroma, con notas herbales y minerales, bajo el cual se combinan malta tostada, cereales y café solo con en dulzor de las frutas oscuras, sirope de caramelo, más secundario ciruelas pasas y leves recuerdos de salsa de soja. 

En boca mandan los tostados, envueltos en notas de café negro, regaliz, nueces y suave torrefacto. Al principio están modulados por frutas oscuras, que rozan el dátil, pasas y caramelo, pero a medida que nos acercamos al final su hegemonía es más clara. Termina con un amargor contundente pero bien controlado, cargado de hierba, minerales y suaves recuerdos de cítricos y tostados. No se complican la vida con esta cerveza, parece buscar cumplir con un estilo manteniendo las formas clásicas, y lo consiguen sin dificultad. No es el tipo de cerveza que te hace caer de culo, pero ni mucho menos defrauda. ¡Mil gracias, Sir Asf!

NOTA:

domingo, 23 de diciembre de 2012

Tienda en Pamplona: Kalinka

NOTA IMPORTANTE: Esta tienda cerró en el año 2013

A pesar de haberme trasladado recientemente a la bella Pamplona, ciudad que no conocía demasiado antes, entre tiendas online y físicas no ha habido un solo momento en que mis relativamente exigentes necesidades cerveciles no hayan estado satisfechas. No obstante, sí que echaba en falta una tienda de alimentación rusa como la que abrió cerca de mi anterior domicilio en Zaragoza, Kozak, donde poder encontrar de cuando en cuando botellas exóticas venidas del Este de Europa para compartir con amigos cualquier fin de semana.

Pues bien, tras tres semanas viviendo en la capital Navarra, una tarde, mientras paseaba por los alrededores de Plaza del Castillo, me topé de bruces con un modesto local que exhibía unas cuantas botellas de medio litro con carácteres cirílicos en su escaparate. Sin dudarlo un segundo entré con los ojos fijos en los dos frigoríficos situados a la izquierda de la puerta, y tras mucho pensarlo, mientras el dependiente me hablaba de algunas de las marcas, me decidí por la Dunkel bielorrusa Lidskoe, aunque deje otras fichadas para una visita más adelante.

Bastó con que el dueño me dijese el precio de la botella, 1'5 euros, para que decidiese que no necesitaba buscar más tiendas de este tipo, y desde ese día no he acudido a otra cuando me apetece aventurarme con alguna cerveza de etiqueta indescifrable. Además, he podido comprobar que las Baltika 3, 6 y 9 son las únicas fijas, mientras que todas las demás van rotando, pudiéndose ver con frecuencia otras marcas rusas, polacas, ucranianas, e incluso alguna lituana puntualmente. 

Por supuesto, también hay comida típica de estas regiones pero he de reconocer que por el momento no le he hecho mucho caso... ya habrá tiempo, más adelante. Por ahora dejémoslo con que es un lugar estupendo en Pamplona para adquirir cervezas del Este de Europa, lo cual no es poco.




TIENDA: Kalinka
DIRECCIÓN: Calle San Agustín, 28
LOCALIDAD: Pamplona
PROVINCIA: Navarra

sábado, 22 de diciembre de 2012

La Gwilh

MARCA: Diaouligs
MODELO: La Gwilh
ESTILO: Blonde (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: La otra cerveza de la Brasserie des Diaouligs que me regaló Pau no era, ni de lejos, tan peculiar como la ya comentada "La Diaoul", elaborada con hidromiel. No obstante, y pese a en principio no ser más que una cerveza rubia, antes de abrirla ya despertaba en mí la fascinación que habitualmente experimento por las cervezas bretonas, me temo que en parte gracias a su misteriosa etiqueta. Su nombre, Gwilh, es el que dieron los habitantes al lobo que rondaba por sus tierras, y que en las noches de Luna llena bajaba a las poblaciones a comer ovejas, gallinas, congresistas, solomillo a la trufa y oporto, o lo que demonios coman los lobos.

El aspecto es muy limpio, de color dorado brillante, apenas turbia, con una esponjosa crema que surge con ímpetu, dejando apenas medio dedo de espuma. Igual que "La Diaoul", desprende en nariz mucha manzana, en este caso mezcla de Golden y Reineta, quedando más secundarios malta dulce, limón y hierba, salpicados de levadura salvaje, miel y especias. La verdad es que, al igual que la otra cerveza de esta fábrica, recuerda mucho a la sidra... no sé si será una característica intrínseca a esta marca, pero también debo decir que mientras conserve un perfil tan cuidado a mí no me parece un inconveniente.

De trago muy refrescante, en parte gracias a su acidez, aunque sin renunciar ni por asomo al sabor. Sorprende que sea capaz de mantener esta cualidad a pesar del claro ahumado que posee, que se mantiene en todo momento tras malta, manzana y limón que forman el núcleo. Una buena ración de clavo, pimienta y levadura adornan un final de amargor y acidez contundentes pero compensados, donde entre notas de cítricos y manzana verde surge un punto de humo y tabaco, que queda en el regusto junto a suaves recuerdos de cuero y madera. Muy distinta de "La Diaoul", pero ambas tienen unas características tan particulares que a casi nadie se le escaparía que ésta también ha salido de la Brasserie des Diaouligs. Sin duda estos bretones tienen una forma peculiar de hacer cerveza que entendería que no fuese del gusto de todo el mundo, pero a mí por lo menos me encanta. Nuevamente, gracias Rosana y Pau.

NOTA:

domingo, 16 de diciembre de 2012

La Diaoul Bier An Ankou

MARCA: Diaouligs
MODELO: La Diaoul Bier An Ankou
ESTILO: Cervoise de chouchen (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Pese a las confusiones que pueda haber, el término francés "cervoise" no quiere decir "cerveza", sino que se refiere a un tipo de cerveza rudimentaria que se elaboraba en la antigüedad sin emplear para ello lúpulo, ya que esta planta no se empezó a utilizar hasta la baja Edad Media, sino otras plantas aromáticas. Como si esto no fuese suficiente originalidad, la Brasserie des Diaouligs decidió complicar más todavía una cerveza de este estilo con la ayuda del chouchen que elaboran también en sus instalaciones, un tipo de hidromiel típica de la Bretaña francesa que tiene la peculiaridad de haber potenciado la fermentación con la adición de manzanas frescas prensadas, habiendo creado así una bebida que se podría calificar como única sin miedo a equivocarse.

Esta tentadora rareza bretona llegó a mi despensa hace unos meses por cortesía de Pau y Rosana, a quienes les agradezco enormemente el detalle, y desde entonces he estado tentado de abrirla, aunque sin saber muy bien a qué atenerme poruqe nunca he probado nada parecido. Gracias a la botella transparente se puede ver antes de abrirla que es de un color rojo cristalino, con destellos anaranjados y marrones, que una vez servida se cubre por una importante cantidad de espuma beige. Inunda las fosas nasales un aroma potente que recuerda con claridad a la sidra, al presentarse un dulzor contrarrestado por una importante acidez, de donde se surgen malta tostada y manzana verde, siendo los matices más evidentes. Más de fondo quedan notas de miel, naranja, algún cítrico, y suaves recuerdos florales y herbales, adornados de canela y clavo. 

Resulta mucho menos delicada en boca, irrumpe con rotundidad la malta tostada, que se rodea de pan, cereales, caramelo, y más tenues miel y frutos rojos. El inicio es dulce, pero por poco tiempo, puesto que en escasos segundos impregna todo el conjunto un fuerte ahumado que al principio me costó identificar, aunque sí distinguía notas de madera y cuero que le acompañan, que aporta al trago una sensación áspera y algo seca. Termina derivando en un amargor claro, algo salado, lleno de hierbas que no sabría especificar, recuerdos asidrados, cítricos y especias picantes, quedando estas junto con un punto de humo en el largo regusto. Esta ha sido una de mis grandes sorpresas del año, de una cerveza de la que tampoco esperaba maravillas me he encontrado un sabor potente, un cuerpo robusto y una complejidad apabullante. Bretaña es fantástica.

NOTA:


domingo, 9 de diciembre de 2012

La Guernoillette Blonde Au Safran

MARCA: La Guernouillette
MODELO: La Guernoullitte Blonde Au Safran
ESTILO: Blonde con azafrán (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Francia

CARACTERÍSTICAS: Cuando Pau y Rosana visitaron Pamplona al final del verano tras un viaje por tierras bretonas, tuvieron el genial detalle de traerme unas cuantas rarezas francesas, que han estado almacenadas esperando su turno hasta hace pocas semanas, cuando empecé a abrirlas. La primera en circular fue de la Brasserie La Guernouillete, una microcervecera emplazada en el garaje de un domicilio de Saint Brieuc, que en el año 2011 comenzó la actividad que le ha llevado a tener en su repertorio 9 modelos distintos, varios de ellos que se podrían calificar de experimentales sin miedo a equivocarse. Es el caso de la Blonde que voy a comentar hoy, en cuya elaboración se ha empleado un ingrediente tan poco común como es el azafrán, para cuyo manejo hace falta sin duda bastante habilidad.

Es de color amarillo limón, bastante más turbia de lo esperado y muy brillante, con una espuma blanca de la que no queda el menor resquicio en apenas 10 segundos. Queda así un aspecto similar al de un refresco, con una superficie impoluta a la acuden pequeñas burbujas a morir sin dejar huella. Supongo que nadie se extrañará si dijese que el aroma es rarísimo, con el olor algo dulzón y picante de lo que supongo que es el azafrán predominando sobre el resto, que quizá resulta un poco estridente aunque no llega a molestar. Deja cierto espacio para malta dulce, manzana, piña, y afilados recuerdos de limón, probablemente lo más llamativo aparte del azafrán.

En boca, por desgracia, no solo resulta rara sino también poco agradable. El primer problema con el que uno se topa es que falta carbonatación, por no decir que no hay ninguna, y lo mismo sucede con el cuerpo. En cuanto al sabor, es simplón y bastante plano, monopolizado por el azafrán y sin apenas otros matices perceptibles. Poco a poco deja entrar a los cítricos hasta terminar en un final áspero, incluso asidrado, con notas de hoja de limón, uva blanca poco madura, suaves especias y  leve pomelo. Dudo que alguien discuta la originalidad, pero a nivel de calidad no creo que de la talla ni de lejos. No obstante, como regalo es genial, no todos los días se prueba una cerveza de una micro oculta en el corazón de la Bretaña francesa... ¡muchísimas gracias, Lupuloadictos!

 NOTA:

jueves, 6 de diciembre de 2012

DouGall's Leyenda

MARCA: DouGall's
MODELO: DouGall's Leyenda
ESTILO: Extra Special Bitter (5'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Hasta que sea algo más fácil conseguir la nueva botella de esta marca, Raquera, termino con Leyenda este repaso a las tres DouGall's más recientes con una satisfacción plena, puesto que tanto a nivel de calidad como de precio a esta marca no se le puede exigir mucho más. Esta pertenece además a un estilo, las ESB, en el que no soy fácil de complacer porque la mayoría de las pocas marcas distintas que he podido beber lo he hecho en Londres, y siempre que he podido de cask. Ante estas condiciones, que solo se puede calificar de idóneas, cualquier cerveza de este tipo embotellada se presenta en clara desventaja, que por supuesto tiene que remontar.

DouGall's Leyenda se enfrenta a esta tarea sin miedo, y pese a que los lúpulos Warrior, Cascade y Styrian Celeia no son ingleses. Es de color oro anaranjado, ligeramente turbia, y al servirla genera una fina capa de espuma grisácea, imagen típica de una Ale británica salvo porque no es capaz de llenar el "nonic". (malditas botellas de 33 cl, cuánto daño han hecho) En nariz tampoco es demasiado florida y se presenta con intensidad moderada, exhibiendo un perfume compuesto por una base de malta dulce, naranja y albaricoque, que deja más de fondo suaves recuerdos de caramelo y melocotón, aderezado con tenues notas de hierba, cítricos y picante. Sin resultar simplona ni aburrida, parece no se complican la vida y van a por una cerveza efectiva.

En boca sigue la sobriedad británica, conserva esa aspereza que tanto me gusta de las cervezas de este país, salida de los tostados, nuez, almendra y suave caramelo. El dulzor está muy limitado por notas minerales, hierba y naranja, responsabilidad del lúpulo, e incluso poco a poco se apaga más para dejar paso a más cítricos y recuerdos medicinales, suavemente especiados. Termina la cerveza con un amargor firme y seco, no obstante nada excesivo, donde no se puede ignorar la presencia del lúpulo herbal y cítrico. Parece seguir una línea más clásica que sus otras dos compañeras, 942 y Tres Mares, supongo que debido al empleo del Celeia, y eso la convierte en una cerveza de diario estupenda; de hecho, tomar una pinta tanto de barril como de botella tiene que ser una maravilla. ¿Para cuando botella de medio litro o cask de Leyenda?

PD: Me había olvidado, un millón de gracias a los Rodríguez (nada que ver con Calamaro y Rot) que fueron quienes me regalaron las 3 botellas. 

NOTA:

viernes, 30 de noviembre de 2012

Brooklyn East India Pale Ale

MARCA: Brooklyn
MODELO: Brooklyn East India Pale Ale
ESTILO: India Pale Ale (6'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Uno de los regalos cerveciles que me trajo Hugo en su última visita a la capital, fue esta IPA estadounidense. Había leído cosas buenas de esta cerveza, y no quedó otro remedio que comprobar por mi mismo la calidad de esta cerveza de Brooklyn.

Como su propio nombre indica, viene elaborada por la cervecera Brooklyn Brewery, cuyo nacimiento data de 1987. Su creador, Steve Hindy, aprendió a elaborar cerveza durante sus seis años de aventura  en paises de Oriente Medio, y en su retorno a Brooklyn creó la cervecera junto a su vecino Tom Potter. El diseño de las etiquetas no es muy de mi gusto, pero fue elaborado por el reconocido diseñador Milton Glaser.

Al abrir la botella ya destaca un aroma intensísimo a lúpulo fresco, conllevando gran cantidad de papeletas para resultar una cerveza excelente. En el vaso luce un color amarillo anaranjado, como ambar, con elevada carbonatación y consistencia cristalina aunque ligeramente sedosa, como turbia. La espuma es de color blanco y aguantaría un vendaval.

Centrándose en el aroma, despide notas lupuladas intensas, acompañadas de notas florales, afrutadas y ligeramente malteadas. Irremediablemente invita al trago, que se convierte en una experiencia bestial. Tiene un comienzo potente, que poco a poco va decreciendo hasta tornarse en un recuerdo en el paladar, agradable y persistente. Destacan las notas herbales de los lúpulos, amargas y riquísimas. Genera un poco de espuma en boca, que acompaña al resto de matices, afrutados, cítricos, con regusto de levadura y malta.

Me ha parecido una maravilla de cerveza, equilibrada en todos los sentidos. 

NOTA:



jueves, 29 de noviembre de 2012

Cata "Bier Chrome" en la Vinoteca III: Back in Black

Se celebró el pasado Jueves la tercera ronda del ciclo "Bier Chrome" de la Vinoteca, una vuelta a las cervezas oscuras aunque en esta ocasión tendiendo hacia vertientes más dulces, en contraposición con los sabores más secos y ásperos con los que nos deleitamos en la primera cata. Esta vez no era yo el responsable de dirigir la sesión sino que se iban a encargar de hacerlo Rubén Fernández, el responsable del Club Bier, y Luis Fernández, fundador de la Vinoteca, a pesar de lo cual me invitaron a acudir, cosa que por supuesto hice encantado.

La intención de esta ronda era, como en las otras ocasiones, resaltar las diferencias entre cervezas de color similar pero pertenecientes a distintos estilos. Contabamos sin embargo con la peculiaridad de que quien iba a realizar la cata, Luis Fernández, ha dedicado gran parte de su vida al mundo del vino y tiene una amplia experiencia en la cata de esta bebida. Esto me pareció que podía darle a las cervezas que ibamos a revisar una nueva perspectiva, lo cual siempre resulta interesante, además sumado a lo mucho que aporta a la cata un sentido del olfato y del gusto muy entrenados en esta materia.

Si la selección cervecil de las anteriores reuniones había sido muy buena, el menú al que nos ibamos a someter no se podía calificar sino como excepcional. Durante la semana previa estuve salivando al pensar en las joyas que ibamos a degustar, que finalmente discurrieron en este orden:
  • Samuel Smith's Nut Brown Ale (Brown Ale)
  • Andechs Doppelbock Dunkel (Doppelbock)
  • St. Peter's Cream Stout (Milk Stout)
  • Robinson's Old Tom Original (Strong Ale)
  • Brewdog San Diego Scotch Ale (Scotch Ale macerada con pasas empapadas en ron Ballast Point añejada en barrica de whisky)
  • Corsendonk Christmas Ale (Brune de Navidad)
  • Westvleteren 12 (Quadrupel Trapense)
Algunas de estas cervezas son viejas conocidas que sabía perfectamente que iban a funcionar sin problemas, no obstante hubo dos sorpresas entre ellas: lo maravillosa que me resultó la Doppelbock de Andechs pese a haberla bebido mil veces, y lo floja que me pareció la Christmas Ale de Corsendonk en comparación con las demás cervezas que había en la mesa. (y con la Dubbel y la Tripel de esta marca, ya sea dicho de paso) De todas formas, mi interés se centraba sobretodo en las dos cervezas que no había tenido la fortuna de probar hasta ahora. 

La nueva San Diego Scotch Ale de los escoceses Brewdog fue la primera de estas, y he de decir que no esperaba que fuese tan rematadamente buena. Es densa como un sirope y muy cremosa, cargada de frutas oscuras, chocolate y caramelo, y a la vez con notas de licor, vainilla y madera aportadas por la barrica y las pasas presentes en todo momento. No obstante, el equilibrio es impecable y estos no saturan el trago en absoluto; más bien al contrario, a medida que va calentándose la bebida ganan fuerza poco a poco, pero perfectamente integrados con los demás sabores. El único problema es el precio, que tirará para atrás a muchos (entre ellos me incluyo), pero si alguien se decide a comprarla no creo que se decepcione. 

En cuanto a la reina del baile, Westvleteren 10, había asumido que la fama que le rodea había fomentado el que estuviese sobrevalorada... no podría estar más equivocado. No me pareció una Quadrupel cualquiera, sino una cerveza compleja como pocas y rebosante de sabor, apreciándose además en este un frescor y una frutalidad que no es la típica del estilo, sin perder cuerpo y densidad. Brillante, la verdad, no como para pagar los 10 euros que se suelen pedir por ella, pero sí como para esforzarse en pasar por la abadía alguna vez.

La cata transcurrió como las anteriores, con un considerable número de personas atentos a las palabras del director, mientras iban saliendo de la trastienda una tras otra cervezas y pinchos. Fue una gozada el comprobar la capacidad de Luis de diseccionar innumerables matices tanto del aroma como del sabor, que habitualmente provocaban el asentimiento de los asistentes, aunque también se nos brindó al público la posibilidad de sacar las distintas notas de una de las cervezas. Tras dos horas y pico de cerveceo y charla, una vez que hubimos terminado tanto comida como bebida, se levantó la sesion

martes, 27 de noviembre de 2012

Corsendonk Agnus Tripel

MARCA: Corsendonk
MODELO: Corsendonk Agnus Tripel
ESTILO: Tripel (7'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: El otro día fue el turno de la dubbel, y esta vez llega el momento de la tripel, pareja de cervezas que me llegaron hace un tiempo de mano de Hugo. En su momento me encontré ante una ale belga excelente, lo que no siempre es garantía para encontrar todos los estilos trabajados por una cervecera a un nivel similar. Por suerte, esta vez así ha sido, cumpliendo las expectativas con creces.

Esta tripel viste un color amarillo brillante muy cristalino (sorprende la nula opacidad del caldo) y con una elevadísima carbonatación. Es genial descubrir cervezas fuera de las "prefabricadas" (véase eurolagers o cervezas iberoamericanas industriales) que tienen este aspecto tan burbujeante y fino. La espuma quizás es lo que denota mayor calidad. Esta es blanca y tiene una textura como de burbujas de jabón. Ni muy abundante ni apagada, tiene una duración respetable.

Al abrir la botella la habitación se impregna de un inconfundible aroma a ale belga. Las notas más presentes son la malta caramelizada, el toque floral y el afrutado. Es intenso, e invita a un prometedor trago. Este golpea con fuerza, notándose desde el comienzo la presencia del alcohol, pero sin llegar a empañar los demás matices. Destaca la malta, seguida de notas de melocotón y frutas maduras, que van dejando paso a matices más cítricos, algo achampañados (muy ligeramente, lo agradezco mucho) y lúpulo fresco. También se percibe la levadura y un toque floral muy presente. Su final es seco y deja un retrogusto cítrico y ardiente.

Todo un cervezón, sin lugar a dudas.

NOTA:



lunes, 26 de noviembre de 2012

FFdA #2: Anchorage Brewing Galaxy White IPA

MARCA: Anchorage
MODELO: Anchorage Galaxy White IPA
ESTILO: Witbier macerada con kumquats y pimienta negra añejada en barrica de roble (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos


CARACTERÍSTICAS: Gabe Fletcher, uno de los responsables del nacimiento en 1995 de la Midnight Sun Brewing Company en Anchorage, decidió embarcarse en un nuevo proyecto sin salir de esa misma localidad del sur de Alaska y el pasado 2011 fundó la Anchorage Brewing Company. Echando un vistazo a las elaboraciones hasta el momento queda claro que uno de los objetivos de esta cervecera es la innovación, o al menos eso sugiere la casi patológica pasión por envejecer sus cervezas en barrica de roble y la maduración con levaduras Brettanomyces, proceso que sufren indistintamente sin importar el estilo al que pertenezcan.

Esta Galaxy White IPA no es una excepción, es una single hop de lúpulo Galaxy macerada con kumquats, pimienta negra y cilantro, y añejada en tanques de vino de roble francés, con la que se pretende una fusión entre dos estilos: Witbier e India Pale Ale. Esta botella llegó a mis manos, junto con otra de la marca y varias rarezas americanas más, por cortesía de Rubén de la Vinoteca (gracias de nuevo, caballero) hace alrededor de un mes, y esta segunda edición de la genial propuesta FFdA de Birraire me ha parecido una excusa estupenda para abrirla. Tenía además en ese fondo de armario una bandeja de un rico jamón, regalo de Fernando y Cristina (mil gracias también a ellos, por supuesto), y una película de 6 horas llamada "La Meglio Gioventù" que nunca encontraba momento para verla, así que aproveché y lo junté todo en una tarde, con un resultado inmejorable.

Pese a que la he visto catalogada como "Belgian IPA", definición que todavía me revuelve las tripas, el aspecto de esta Galaxy White encaja a la perfección con una Wit, de un color dorado pajizo, turbio, brillante, cubierto por una cantidad inconmensurable de espuma blanca inmaculada que desaparece lentamente, dejando un importante remanente adherido a la pared del vaso. La reforzada carbonatación potencia el aroma, que se presenta con una medida base de malta, plátano y mínimo caramelo, que utilizan para impulsarse intensas notas de naranja dulce (¿kumquats?), uva blanca y más leve limón, teñidos de recuerdos lácteos. Por si fuese poco, delicados toques de flores, levaduras salvajes, cítricos y mínima madera terminan de pulir, consiguiendo un conjunto de una complejidad que yo personalmente no me esperaba.

Desde el primer instante en boca me recordó a yogur de limón, sugestión a la que también contribuyó su textura cremosa y su paso sedoso. No obstante, esto no era ni mucho menos todo lo que tenía la cerveza que decir, y con dedicarle un mínimo de atención se empiezan a apreciar infinidad de nuevos matices que infiltran, principalmente naranja, plátano, uva blanca y suave miel. Poco a poco van entrando las Brettanomyces, madera, recuerdos de barrica y levadura belga, dando una ajustada sequedad y acidez donde se detecta hoja de limón, hierba, clavo y pimienta. El final es de amargor claro pero medido, cargado de especias, fruta madura y lúpulo, que termina en un regusto algo seco. Una cerveza tan original como deliciosa, de equilibrio incuestionable y que consigue, a pesar de contar con semejante cantidad de ingredientes, mantenerlos a todos en perfecta armonía. Lástima que sea tan poco probable que pueda volver a probarla, pero si se presenta la oportunidad no la desperdiciaré.

¡Larga vida al FFdA!

NOTA:

viernes, 23 de noviembre de 2012

"I Concurso de Maestría Cervecera" en Pamplona

Desde que me vine a vivir a Pamplona estoy encantado con la frenética actividad cervecil que lleva La Vinoteca en general, intentando traer siempre referencias interesantes hasta el punto de que no soy capaz de seguirles el ritmo, y el Bier Club en particular, con sus meticulosamente planificadas catas y demás actividades. Sin embargo quedaba pendiente un tema también fundamental relacionado con el mundo de la cerveza y que está en claro auge en la Península, el homebrewing, sobre el que algunos asistentes a los diferentes eventos celebrados ya había manifestado interés.

Pues bien, la respuesta no se ha hecho esperar y hace apenas una semana Rubén, uno de los responsables del Club Bier, me confirmó la convocatoria del que creo que es el primer concurso de elaboración de cerveza celebrado en Navarra, que se resolverá en el mes de Marzo del 2013 tras la valoración por parte del jurado. Tengo ya en mi poder las bases del certamen, y a la espera de que sean publicadas en su totalidad por la organización dejo un resumen de los puntos que creo que son fundamentales para que quien tenga interés en participar pueda ir preparándose. No obstante, las bases completas se pueden solicitar al correo electrónico del Club Bier, que adjunto al final del post.
 

1. El concurso y las catas para determinar a los ganadores se celebrarán en la sede del Bier Club de Pamplona, en calle Esquíroz 22, trasera.

2. Las categorías del mismo son dos, Amateur y Profesional. Los participantes dentro de la categoría "Amateur" no pueden elaborar las cervezas en locales destinados a este fin con propósito comercial.

3. Los estilos en los que se competirá son English Pale Ale y Porter

4. Cada participante puede competir únicamente en una categoría, pero dentro de esta puede presentar a concurso cervezas para ambos estilos.

5. Los participantes de la categoría "Amateur" presentarán 12 botellas de 33 cl por estilo. Los participantes de la categoría "Profesional" presentarán 24 botellas de 33 cl por estilo.

6. La cuota de inscripción será de 10 euros por estilo presentado para no-socios del Club Bier. Los socios del Club Bier podrán participar de forma gratuita.

7. La entrega de las cervezas a concurso se realizará durante el mes de Febrero del 2013.

8. El jurado está compuesto por los socios del Club Bier, exceptuando aquellos que decidan participar en el concurso. 

9. Cada miembro del jurado realizará la valoración de las cervezas presentadas sobre una plantilla estandarizada. De la suma de las puntuaciones otorgadas por cada miembro del jurado se decidirán los ganadores de las diferentes categorías.

10. El fallo del jurado determinará los siguientes puestos:
  • Categoría "Amateur"
    • Estilo English Pale Ale: 1º Clasificado, 2º Clasificado, 3º Puesto
    • Estilo Porter: 1º Clasificado, 2º Clasificado, 3º Puesto
  •  Categoría "Profesional"
    • Estilo English Pale Ale: 1º Clasificado
    • Estilo Porter: 1º Clasificado

Me ha resultado curioso que estén establecidos de antemano los estilos a presentar, pero no obstante será interesante ver como se desenvuelven los participantes con unas pautas algo más marcadas. Espero que sean muchos los que se animen y la cosa este reñida. Sé que ya hay varias personas que han confirmado su participación, así que por el momento la cosa promete.

Por supuesto, ante cualquier duda se puede contactar con los organizadores.

La Vinoteca
Esquiroz
C/ Esquíroz 22 trasera, Plaza del Vino. 31007 Pamplona
Tlfno.: 948 27 80 06
Chapitela
C/ Chapitela 15 Bajo, 31001 Pamplona
Tlfno.: 948 22 10 92

jueves, 22 de noviembre de 2012

Flying Dog Imperial IPA Centennial Single Hop

MARCA: Flying Dog
MODELO: Flying Dog Imperial IPA Centennial Single Hop
ESTILO: Double IPA (10% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Hasta que no vi una reseña en "In Birra Veritas" sobre esta cerveza de Flying Dog desconocía su existencia, y es que esta fábrica, además de sus cervezas habituales, que se consiguen bastante fácilmente en España, tiene unas cuantas rarezas que llegan con cuentagotas y que hay que cazar al vuelo porque es probable que no vuelvas a verlas. Esta pertenece al estilo mal llamado "Imperial IPA", pero con la peculiaridad de que elaboración han empleado de forma exclusiva el lúpulo americano Centennial, un género relativamente reciente que tiene bastantes similitudes con Cascade.

Es de color naranja intenso, algo turbia, recubierta por una cremosa y apetecible capa de espuma amarillenta. En nariz es una auténtica bomba de lúpulo, con un núcleo de malta ligeramente tostada, almíbar y suave caramelo que apenas es capaz de resistir el envite de mango, maracuyá, papaya, melocotón y almíbar aportado por las trepadoras, que le dan un toque achiclado. Es un perfume claramente dulce, aunque modulado por una acidez que evoca a la naranja, y en menor medida limón y mínimo pomelo, acompañada además de intensas notas aceitosas de hierba y pino. Complejo y a la vez muy sugerente, pone en la pista de que nos vamos a encontrar con una cerveza amena y fácil de beber.

Pues nada más lejos de la realidad. No cabe duda de que el dulzor de la malta, el almíbar y las frutas tropicales están presentes, y además aparecen ya en combinación con resina, pino y hierba con un resultado exquisito. No obstante, tampoco se esfuerza en esconder su agresividad y en seguida infiltra este conjunto una calidez alcohólica, reforzada por intensos puntos de especia y cítricos, entre los que prevalece el pomelo. Todo esto conduce a un final duro, de amargor marcado, en el que tampoco escasea el picante y el cítrico, que se deslizan con facilidad entre notas herbales, de albaricoque y leve miel. Desequilibrada pero dentro de los niveles deseables para una cerveza de este estilo, quema la garganta, calienta el estómago y seca la lengua, dejando en boca una agradable efervescencia que incita a repetir. Muy recomendable en mi opinión, aunque para determinados momentos... está claro que estos americanos no se andan con tonterías.

NOTA:


domingo, 18 de noviembre de 2012

Palma Cristal

MARCA: Palma
MODELO: Palma Cristal
ESTILO: Pale Lager (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Cuba

CARACTERÍSTICAS: No creo que le dedique demasiadas líneas a esta cerveza. De nuevo un regalo, esta vez de parte del carismático Pedro. Incluso él me advirtió de lo que se avecinaba al beber esta lager, sin duda una de las experiencias menos agradables para con la cerveza. De nuevo una industrial, esta vez venida desde Cuba.

Fabricada por Cervezas Bucanero S.A, que viene a ser el productor de cervezas más conocido del país, tiene su planta de producción en Holguín. Cristal, “La preferida de Cuba”, así reza el eslogan de esta pale lager industrial, ante la que se puede esperar un resultado muy "al uso" en cervezas del estilo, pero cuyo resultado, al menos para mi, es catastrófico.

Ya con abrir la botella se puede intuir un poco por donde van los tiros, que son certeros. Su aspecto es totalmente estereotípico: amarillo brillante y cristalino con elevadísima carbonatación, y espuma blanca muy poco abundante.

Su aroma es industrial, a lúpulo aromatizado, maltas industriales y maíz. En boca es muy ligera, sosa y aguada, teniendo el lúpulo y la malta (con un sabor muy prefabricado) como tónica principal. Por si acaso quedaban dudas, al cabo de un rato estos matices se tornan metálicos y más aguados.

Es totalmente un refresco light, con la diferencia de que cualquier bebida de soda se puede beber sin problemas. Terrible. Muchas gracias, señor Pedro, ansío ver con qué me sorprendes la próxima vez.

NOTA:



St. Peter's Cream Stout

MARCA: St. Peter's
MODELO: St. Peter's Cream Stout
ESTILO: Milk Stout (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Inglaterra

CARACTERÍSTICAS: Si se hace una encuesta entre los fanáticos y los no tan fanáticos de las cervezas de St. Peter's sobre cual es su favorita de entre la amplia variedad que ofrece esta marca, muchos de ellos elegirán la cerveza que voy a reseñar hoy. No es mi caso, yo personalmente prefiero su Old Style Porter o quizá, aunque en menor medida, su Ruby Red Ale, lo cual no quita que esta Milk Stout me parezca una de las mejores que he tenido la suerte de probar.

Forma parte de un estilo cuyo concepto es cuanto menos peculiar, puesto que aprovecha que la lactosa es un carbohidrato que las levaduras no pueden fermentar, para crear una Stout algo más dulce de lo habitual. Esta es una cerveza de color negro opaco, con apagados reflejos rubí, especialmente aromática. En nariz sugiere una gran cantidad de matices, situando a la misma altura tostados, malta dulce, chocolate con leche, ciruelas, pasas y frutas del bosque, mientras más de fondo quedan notas de hierba y medicinales. Es un aroma dulce, donde el ensamblaje de los diferentes componentes es sublime, creando así un conjunto uniforme.

Su textura es, como bien sugiere su nombre, cremosa, de cuerpo contundente, y pasa sedosa por boca desprendiendo recuerdos medicinales, café, torrefacto y cacao puro, lo que deja una sensación bastante áspera. No obstante esto se compensa parcialmente con notas de moras, arándanos, suave caramelo y sirope, que consiguen equilibrar la mezcla, haciéndola de trago algo más fácil. Mientras el inicio es cremoso y denso, a medida que avanzamos va surgiendo el amargor de rigor, profundo y complejo, bien provisto de torrefacto, hierba, frutos secos y un deje mineral, adornado con un agradable punto cítrico y mínima especia picante. Tras esto queda la boca totalmente, manchada de cacao y torrefacto, y la certeza de haber degustado una cerveza excepcional. La verdad es que esta fábrica tiene un nivel altísimo, pero lo 3 o 4 de sus cervezas, entre ellas esta, no tiene nombre.

NOTA:
 



domingo, 11 de noviembre de 2012

Luchs Bio Bier Kellerbier

MARCA: Luchs Bio Bier
MODELO: Luchs Bio Bier Kellerbier
ESTILO: Kellerbier biológica (5'6% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania


CARACTERÍSTICAS: Recordaba haber visto esta marca hace unos 5 años en alguno de los bares de Zaragoza, quizá en Juan Sebastian Bar, gracias al llamativo lince (si me equivoco que algún biólogo me de una paliza) de su etiqueta. No había vuelto a toparme con ella hasta hace escasas semanas, cuando Ana (a.k.a. "la Musculosa) me la trajo a casa un par de botellas que encontró por casualidad, entre ellas esta Kellerbier a la que decidí hacer reseña. Está elaborada por Michael Brauerei, una pequeña cervecera de unos 100 años de antigüedad emplazada en la diminuta localidad de Weißenstadt, a unos 30 kilómetros de otras más conocidas por temas cerveceros como son Bayreuth y Kulmbach.

Es una cerveza de color pardo rojizo, velada, cubierta por 2 dedos de espuma amarillenta que desaparece con rapidez. Reconozco que por ser "Bio" no esperaba gran cosa de ella, este tipo de cervezas suelen dejarme algo frío por ser poco intensas, y me sorprendió la densidad de su aroma, bien cargado de frutas maduras como ciruelas, pera e incluso dátiles, sobre un trasfondo de malta tostada y sirope de caramelo, dulce y sugerente. Termina de adornar su perfume un soplo de lúpulo, vestido de naranja y flores, con suaves dejes de canela y limón.

Quizá no resulta tan sabrosa en boca y se evidencia cierta falta de cuerpo, como es habitual en las cervezas "Bio" alemanas, aunque no se acerca, ni mucho menos, a niveles desastrosos. La malta se presenta firme, acompañada de frutos secos y suaves notas de dátiles y caramelo, que se acentúan levemente al final intercalándose con recuerdos de manzana golden. Como no podía ser de otra manera termina con suavidad y delicadeza, conformando un mínimo amargor especialmente frutal y floral, salpicado de discretas pinceladas de cítricos, canela y clavo. En algún momento se echa en falta algo más de contundencia, incluso tratándose de una Keller, pero la verdad es que se disfruta tanto que al final la botella se hace pequeña.

NOTA:

jueves, 8 de noviembre de 2012

Anchor Liberty Ale

MARCA: Anchor
MODELO: Anchor Liberty Ale
ESTILO: Pale Ale Americana (5'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Estados Unidos

CARACTERÍSTICAS: Para la última visita de Embracing a Madrid, quise ir a lo seguro en mi elección de cervezas y me hice con esta Anchor Liberty Ale, marca de sobras conocida, que nunca falla en cuanto al resultado de sus cervezas (y que además recomendó Hugo). No había tenido la oportunidad de probarla con anterioridad, pero desde el primer momento se veía venir una buena inversión.
Abrí esta american pale ale para aderezar una, ya de por sí genial, cena casera con amigos. 

Sobre Anchor, la marca, hablamos en el primer post que le dedicamos a este nombre, coincidiendo con la adorada Old Foghorn (que sin duda caerá en mi próxima visita a una tienda de cervezas donde la encuentre).

La cerveza viste un color ambar claro, con una ligera turbiedad en el caldo y carbonatación media. Viene coronada por una capa de espuma blanca y esponjosa que pese a disminuir de tamaño al rato, se mantiene.

Su aroma impacta rápidamente en la nariz: un comprendio de lúpulos, con notas afrutadas y cítricas en su base, en menor medida malta y ligeramente melosa. Una invitación descarada a tomar un trago. En boca mejora, incluso. Comienza con un amargor característico, atraviesa un torrente de afrutados y cítricos, tornándose dulce, y finaliza de nuevo en un nuevo amargor, más herbal, más seco. En conjunto, una delicia.

A cada trago mejor, es un gran ejemplo de buen hacer. Otro pin de oro para Anchor.

NOTA:


domingo, 4 de noviembre de 2012

DouGall's Tres Mares

MARCA: DouGall's
MODELO: DouGall's Tres Mares
ESTILO: Brown Ale (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Las nuevas DouGall's han sido para mí uno de los descubrimientos del año, y las tres botellas que me trajeron Fernando y Cristina de Cantabria se me hicieron pocas, así que no he tenido más remedio que volver a hacerme con algunas y, ya de paso, comentar impresiones aquí. La elegida para la entrada de hoy es su Brown Ale, un estilo que en España no se ve demasiado a menudo exceptuando clásicos como Newcastle Brown Ale, Samuel Smith's Nut Brown Ale y, desde hace unos meses, Brooklyn Brown Ale.

Antes de tener la botella en mis manos esperaba que Tres Mares, al ser su elaborador de origen inglés, siguiese el camino de las Brown Ale británicas. No obstante, basta con ver en su etiqueta que emplea lúpulo Cascade y Palisade para dar por hecho que, al igual que DouGall's 942, tiende más hacia corrientes del otro lado del charco. Esta influencia es ya evidente en nariz, que muestra una base de caramelo, toffee y leves notas de manzana, que a su vez se ve eclipsada por un intenso perfume de lúpulo tropical, floral, almibarado, con un suave recuerdo de hierba y miel.

Al entrar el líquido pardo rojizo en boca se nota una importante diferencia, el lúpulo pierde relevancia en detrimento de malta y tostados, con abundantes frutos secos, suaves toques medicinales y un punto de torrefacto. En la primera mitad es la aspereza de la malta la clara protagonista, pero poco a poco se infiltran en ella notas cítricas y herbales del lúpulo americano, con delicado trasfondo de mango, naranja, albaricoque y pino, que acaban formando un final de amargor seco, algo ácido y especiado. Quizá no tan espectacular como 942, pero no obstante una gran cerveza de DouGall's, además a un precio que invita a repetir... cosa que probablemente haré.

NOTA:

martes, 30 de octubre de 2012

Cata "Bier Chrome" en la Vinoteca II: Ambar

A finales de Mayo tuve la oportunidad de codirigir en la Vinoteca de Pamplona la primera cata dentro de la serie "Bier Chrome", centrada en los distintos colores de la cerveza. Era prácticamente la primera vez que hablaba en público, y pese a que reconozco que estuve algo nervioso, la verdad es que me divertí mucho y quedé encantado con la organización del evento. Por esto, cuando Rubén me ofreció la posibilidad de repetir este mes la siguiente cata del ciclo acepté sin pensármelo un segundo.

En esa ocasión nos dedicamos a las cervezas de color negro, y dedicamos nuestra atención a estilos como Schwarzbier, Porter, Imperial Stout, Rauchbier y Baltic Porter. Para esta ocasión el plan era atacar el difuso color ambar o tostado, que tantas cervezas distintas incluye, siguiendo el este apetitoso listado:

- Orval Trappist Ale (Blonde Trapense)
- Naparbier ZZ Amber Ale (Pale Ale estilo americano)
- Christoffel Nobel (Strong Lager)
- Birra del Borgo Duchessic (mezcla de Saison de espelta con Lambic)
- Weihenstephaner Vitus (Weizenbock)
- De Molen Amarillo (IPA doble)

Nuevamente aparecí por el local de calle Esquíroz de Pamplona, algo más tranquilo por ser la segunda vez, y me encontré con que el número de asistentes casi doblaba al de la anterior ocasión. Tras comentar algunos detalles del evento con Rubén, y recibir un detalle cervecil excepcional por parte de la empresa del que daré buena cuenta en el blog, comenzamos sin más dilación con la cata.

Las cervezas tuvieron por lo general una aceptación muy buena, salvo quizá algo menos en el caso de Duchessic de Birra del Borgo, por ser las Lambic un estilo algo duro para paladares no acostumbrados, y Barbãr, que más de un asistente comentó que le resultaba algo dulce. En cuanto a las demás, Amarillo de De Molen creó furor (de hecho ganó la votación), Orval también funcionó bastante bien y fue impresionante comprobar lo bien que evoluciona al dejarla reposar un rato, y Weihenstephaner Vitus cosechó no pocos comentarios positivos. ¿La gran sorpresa? Christoffel Nobel, una Strong Lager que varias personas refirieron lo mucho que les había gustado. La verdad es que no les faltaba razón, no he tomado muchas cervezas de este estilo que estén tan bien balanceadas como ésta, capaz de aguantar hasta el fin de los tiempos sin que el alcohol esté demasiado presente en boca.

Tras dos entretenidas horas, que una vez más pasaron volando entre cervezas y deliciosos pinchos, terminamos la sesión y me quedé charlando con algunos de los habituales de las catas, intercambiando opiniones e incluso esbozando planes cerveciles para un futuro no muy lejano. Una vez más estuve muy a gusto, y espero que los asistentes disfrutasen tanto como yo lo hice. Y, como siempre, muchas gracias a La Vinoteca por la invitación, y enhorabuena por la excelente organización.

viernes, 26 de octubre de 2012

Corsendonk Pater Dubbel

MARCA: Corsendonk
MODELO: Corsendonk Pater Dubbel
ESTILO: Dubbel (7'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: Esta cerveza, junto a su variante en tripel, llegó a mis manos gracias a Hugo Embracing, convertido ahora en un Beatle. Se va notando la escasez de tiempo para escribir por aquí estos últimos años, pero aunque no publiquemos con tanta regularidad como antaño, seguimos conociendo y probando nuevas cervezas con cierta frecuencia. Lo cual es genial. Hacía bastante que no me tomaba una buena cerveza belga, y este parecía el momento adecuado.

El nombre de la marca se refiere al Priorato de Corsendonk en Oud-Turnhout, que estuvo en funcionamiento desde 1398 hasta 1784. En 1982, en el 125 aniversario del municipio Oud-Turnhout, a Jef Keersmaekers (cuyo abuelo había fundado una fábrica de cerveza en 1906) la oficina de turismo le sugirió usar el nombre Corsendonk para su cerveza.

 La Corsendonk Dubbel viste un color marrón oscuro, bastante opaco y algo turbio, con la base de la copa ligeramente translúcida y de color marrón anaranjado. Su espuma es beix claro, y se mantiene en duración, aunque su tamaño se va reduciendo considerablemente. La burbuja es pequeña y apenas ensucia el vaso.

Su aroma es tremendamente floral y afrutado, con malta tostada en segundo plano, caramelo y toque cítrico. En boca es ácida al comienzo, pero enseguida desprende un torrente de matices. Destacan el herbal y el afrutado, seguidos por la malta torrefacta de fondo. Se perciben ligeras notas de cacao y algo de café. Es espumosa en boca y deja un retrogusto espectacular.

Muy rica, deja con ganas de hincarle el diente a las demás variedades. Veremos qué tal se porta la Triple.


NOTA:



viernes, 19 de octubre de 2012

Eichbaum Kellerbier

MARCA: Eichbaum
MODELO: Eichbaum Kellerbier
ESTILO: Kellerbier (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Con esta Kellerbier termino el grupo de cervezas alemanas del genial recorrido Berlín-Munich que me pegué este verano pasado. Esta la compré junto con la Rotes Räuberbier, de la cuál hablé hace unos días en el blog, junto a su marca. Esta cervecera hace bastantes tipos distintos de cerveza, pero tras estas dos, no se sitúa demasiado arriba en mis prioridades.

Esta cerveza luce un color amarillo apagado ligeramente enturbiado. Sobre el caldo se posa una generosa capa de espuma blanca de burbuja grande, que tiene una duración correcta. Apenas se vislumbran burbujas en el líquido. En su aroma se distinguen enseguida la mala y el lúpulo, desprendiendo un consistente y agradable olor. Toda la pinta de una cerveza de excepción.

No obstante en el trago se amarga un poco la jugada, ya que sus matices, además de ser escuetos, son planos y no terminan de tener un buen resultado. No tiene mal sabor, pero se espera mucho más. Destaca el lúpulo y los matices florales y herbales, con la malta en segundo plano y notas ligeramente metálicas y de maíz. El retrogusto es muy suave, al igual que el trago al completo.

Me ha gustado menos que la lager oscura de la marca, pero no termina de decepcionar.

NOTA:



domingo, 14 de octubre de 2012

VG Noster Golden Ale

MARCA: VG Noster
MODELO: VG Noster Golden Ale
ESTILO: Golden Ale (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España


CARACTERÍSTICAS: No es necesario ser especialmente avispado para darse cuenta de que la otra cerveza que probé de esta marca no me hizo demasiada gracia, y es que cuando tanto la imagen como el precio de una bebida dan a entender que estamos ante un producto de altísima calidad, más vale que así sea... si no la desilusión puede ser devastadora. De todas formas, tiene esta otra a su favor el pertenecer a un estilo en el que no es difícil manejarse bien, pues no se espera otra cosa más que una cerveza ligera, refrescante y fácil de beber; como se ideó inicialmente, una Ale capaz de hacer frente a la invasión de Pale Lager que sufrieron las Isla Británicas hace algún tiempo.

El aspecto sigue siendo el punto fuerte de estas cervezas, tanto el de la botella como el del líquido velado, que deleita la vista con su color dorado pálido y su generosa espuma de aspecto jabonoso. El aroma también está muy logrado, y se presenta como una delicada y bien balanceada combinación de malta con manzana verde, pomelo y limón, adornada con lúpulo herbal y un toque de especias.

Por desgracia en boca vuelve a decepcionar, y a pesar del importante papel del lúpulo el conjunto no dice gran cosa. Comienza con una marcada acidez que atraviesa su textura chispeante, impregnada de notas de pomelo, uva blanca, manzana y leves recuerdos medicinales; sin embargo el curso es plano y antes de que consiga profundizar ya ha llegado un amargor astringente, cítrico y herbal, que pone fin al trago. Me ha parecido mejor que Quercus Ale, pero aun así no la veo a la altura, resulta algo superficial y no logra despertar demasiado interés. Eso sí, he de reconocer que probé hace poco su Copper Ale y me dejó algo más satisfecho.
NOTA:

martes, 9 de octubre de 2012

Bernard Černý Ležák

MARCA: Bernard 
MODELO: Bernard Černý Ležák
ESTILO: Dunkel Lager (5'1% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: República Checa


CARACTERÍSTICAS: Tras ganar en Octubre del 91 la subasta de una pequeña cervecera en Humpolec, que había cesado su actividad tras 500 años en funcionamiento, Stanislav Bernard, Josef Vávra and Rudolf Šmejkal dieron nueva vida al edificio fundando en él Bernard, marca sobradamente conocida en toda Chequia. En estos 20 años ha experimentado tal crecimiento que en la actualidad elaboran 200.000 hectolitros al año que exportan a más de 26 países, en parte gracias a la entrada de la belga Duvel Moortgat en el año 2001, aunque sin duda la buena calidad de sus cervezas también ha jugado un papel importante.

Dentro de las 11 variedades que comercializan, la que vamos a comentar hoy es la que más galardones ha recibido, incluyendo el de mejor Dunkel Lager de Europa y del mundo en los World Beer Awards del 2010 y 2011; no obstante, las demás cervezas de la marca tampoco se quedan cortas. Es negra opaca con leves destellos rubí, cubierta por 2-3 dedos de espuma beige oscura, cremosa y compacta. Emite un aroma ligero, fresco, sencillo pero efectivo, compuesto por malta dulce, café, fruta madura y suave caramelo, con leves recuerdos cítricos y florales de fondo, y un discreto punto ahumado.

Es igualmente moderada en boca, con una parte dulce donde se entrelazan malta tostada, manzana y suaves dátiles, modelada por suaves notas de torrefacto y café más de fondo. Es ligera y avanza a tragos largos, aunque con paso firme, desprendiéndose de su dulce cobertura para dejar al descubierto café, humo y torrefacto, ligeramente manchados de flores, que persisten durante el largo y afable regusto. A pesar de que no tiene nada que ver tomarla de barril en su país de origen con tomarla de botella en España, no hay que perder la oportunidad de probarla: es resultona, sabrosa, y que antes de que te des cuenta ha desaparecido de la jarra. 

NOTA:

lunes, 8 de octubre de 2012

Grottenbier Bruin - Brune

MARCA: Grottenbier
MODELO: Grottenbier Bruin - Brune
ESTILO: Brune (6'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Belgica

CARACTERÍSTICAS: Elaborada por la fábrica que produce también las populares St. Bernardus, esta cerveza, creada por el célebre Pierre Celis, madura durante entre uno y dos meses en cuevas de piedra caliza cerca de la ciudad holandesa de Maastricht, a temperatura y humedad constantes. Es a este peculiar proceso al que hace referencia su nombre, y la finalidad del mismo es conseguir una cerveza con unos rasgos más sutiles que si hubiese sido almacenada en bodega.

No tenía ninguna información acerca de esta cerveza así que no estaba muy seguro de lo que me iba a encontrar, cosa muy diferente habría sido si hubiese sabido que es una cerveza muy apreciada por Michael Jackson y, por lo que parece, también del gusto de Gabriel de Just Another Beer Blog. Es de color roble y muy turbia, cubierta por una fugaz capa de espuma beige de burbuja muy fina, de la cual emana un exquisito aroma, mezcla de malta tostada y caramelo con frutas maduras, sobretodo ciruelas y un toque de manzana, mientras de fondo enredan chocolate con leche y bizcocho. Es dulce pero sin complejos, algo de especias y mínimo lúpulo herbal compensan pero muy poco, y sin embargo no le puedo achacar defecto alguno.

En el sabor las frutas maduras siguen ahí pero abren paso a la malta, con un carácter bastante más tostado de lo que esperaba, acercándose algo al torrefacto, a la que acompaña más secundario caramelo y notas de pan. El paso por boca es perfecto, el miedo de un dulzor excesivo se esfuma al instante, mientras trabaja el final con el lúpulo herbal, toneladas de picante y un soplo de alcohol, que se juntan con canela y fuertes recuerdos de manzana. Deja un regusto muy agradable, donde sobre chocolate con leche destacan pimienta y clavo, y un agradable deje avinado. He de reconocer que me sorprendió, el uso que hace de las especias es impecable pues no tiene reparos en echar mano de ellas pero no satura el sabor, y pese a su considerable complejidad resulta bastante ligera, de trago muy fácil. Recomendable, sin duda, más todavía para los que lo belga les resulta demasiado azucarado.

NOTA:
 


Actualizado por Sir Asf:

 CARACTERÍSTICAS: Aprovechando que se estaba fraguando en mi casa un gran banquete cárnico de celebración, desempolvé esta belga que no recordaba que había comprado, y tras leer algunos comentarios por la red, incluído el que le da Embracing, la serví con mucha espectación en una copa.

Viste un color pardo oscuro, bastante turbio, coronado por una capa de espuma beige abundante, pero no demasiado duradera. Enseguida se pueden apreciar sus aromas especiados, con fondo de malta torrefacta, caramelo y galleta.

En boca completan la descripción multitud de matices afrutados, con chocolate, regaliz y malta tostada, sobre todo. Pero como dice Embracing, el dulce no empaña el trago. Se perciben notas herbales algo amargas, tintes picantes y una presencia del alcohol intensa y correcta.

Un riquísimo ejemplar. Por supuesto el resultado es espectacular al combinarlo con un asado de carne. Habrá que repetir.

NOTA:




domingo, 7 de octubre de 2012

Ur-Krostitzer Feinherbes Pilsner

MARCA: Ur-Krostitzer Feinherbes Pilsner
MODELO: Ur-Krostitzer
ESTILO: Pilsener (4'9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Siguiendo con la ronda de regalos cerveciles hablamos esta vez de una pilsener alemana, que llegó sana y salva desde las más remotas tierras germanas de mano de Pingu, encargado también de seleccionar las cervezas de regalo. La culpable del detalle fue recompensada con toneladas de oro y galletas oreo. Tras un primer vistazo, creía que este ejemplar pertenecía a la marca Köstritzer, considerando además que la cerveza que la acompañaba era una Köstritzer Schwarzbier. Pero se trata de un nuevo nombre del que no había oído hablar.

La historia de esta marca se remonta a 1534, en Leipzig, y su nombre se debe al rey sueco Gustavo Adolfo II. Actualmente pertenece a la inmensa empresa Oetker-Gruppe, que también se hace cargo de otras cervezas como Schlösser Alt, Berliner Pilsner o Stuttgarter Hofbräu, entre otras.

Esta pilsener tiene el aspecto más recurrente del estilo: amarillo cristalino con carbonatación media-alta, y espuma blanca poco abundante, aunque duradera. Despliega un abanico de matices interesante, coronados por el lúpulo, el afrutado y la malta.

En su sabor se perciben notas lupulizadas, cítricas y ligeramente florales. La malta sigue presente, pero en segundo plano, mientras descubre toques afrutados y levemente ácidos. No presume de demasiado carácter en el sabor, pero lo que tiene, lo tiene bien hecho. Es refrescante y deja un retrogusto agradable y duradero.

Bastante rica. Agradezco muy mucho el detalle a Rebeca y a Pingu.


NOTA: