lunes, 29 de marzo de 2010

Original Oettinger Export

MARCA: Oettinger
MODELO: Original Oettinger Export
ESTILO: Dortmunder (4'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Continúo con el germantástico envío de Michael, que va menguando a velocidades preocupantes, con el modelo Dortmunder de la marca Oettinger. Los datos sobre la fábrica están recopilados en la reseña de la Pilsener de esta marca que me traje de Wacken en verano, así que sin más dilación paso a describir la cerveza en sí.

Dorada cristalina, con una escasa y breve espuma blanca, a pesar del constante flujo de burbujas a la superficie. Al olfato se presenta con timidez, con dulces notas de malta y lúpulo floral, estas últimas algo prominentes, sobre una suave base de miel, con quizá un muy secundario punto de acidez picante y aromas de manzana casi imperceptibles.

El sabor es dulzón, comienza con malta y miel suave, ya de primeras con muy poco carácter, bastante monótona, y se añaden leves matices florales. Este conjunto es basicamente lo que se puede encontrar hasta el final, con imaginación se podría añadir alguna nota de limón o picante, pero mínimas de todas maneras. El regusto el largo y dulce, algo pastoso, de amargor inexistente, con notas florales y algo de galleta. Sosa y aburrida, sin ganas, lo que le sobra de azúcar le falta de fuerza en el trago, verdaderamente decepcionante.

NOTA:

Chimay Rouge/Première

MARCA: Chimay
MODELO: Chimay Rouge/Première
ESTILO: Dubbel Trapense (7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS: En 1863 se terminó de construir la abadía Scourmount, en el municipio belga de Chimay, por los monjes trapenses. Ya desde un principio, como los campos de la zona donde se había construido este edificio no eran fértiles en absoluto, se dedicaron a la producción y comercialización de quesos y cerveza... y ciertamente, no les fue mal puesto que en la actualidad es la cerveza trapense más consumida del mundo y sus quesos gozan de una reconocida fama en Bélgica.

La fabricación de Chimay se ha caracterizado siempre por ser puntera en lo que a tecnología se refiere, pero eso sí, sin olvidar las directrices de elaboración que llevan empleando desde sus inicios. Así pues, emplean desde 1950 una célula como base para su levadura, que utilizan de forma exclusiva, y en la década de los 80 aplicaron la informática a su industria, con óptimos resultados.

Chimay Première es la primera cerveza que fabricaron, una Ale trapense, de lo cual pueden presumir menos de 10 marcas en el mundo, y con una segunda fermentación en botella. En un inicio se vendía exclusivamente en botella de 75 cl con tapón de corcho, pero la que yo he degustado es en botella de 33 cl. Al servirla, hay que hacerlo con cuidado, y veremos una cerveza de color marrón pardo, turbia, que forma una espuma densa cuyo volumen se reducirá rápidamente, quedando un archipiélago blanco grisáceo en el centro de la copa. Irrumpe un aroma dulce, cargado de malta y caramelo, con intensos recuerdos de melocotón, albaricoque y manzana golden, más leve naranja, y un buen surtido de especias picantes, tan agradable que lo pondría sin dudarlo un segundo como esencia de mi habitación.

Su sabor es tambien fuertemente afrutado, con un toque de cítricos pero predominando con claridad frutas dulces y maduras, abarcando el mismo espectro que en el aroma. Por supuesto la malta no se esconde y surge bien acompañada por caramelo, toffee, dando una densidad al trago casi perfecta. Las especias, principalmente clavo y canela, son aquí incluso más llamativas; se combinan a la perfección con la acidez antes mencionada y con el profundo calor del alcohol, evocando un buen ron venezolano, y le dan a la cerveza el punto de agresividad que necesita. Un equilibrio ejemplar y sin renunciar al sabor, pocas Dubbel hay en el mundo que puedan mirar a la cara a esta... y encima tenemos la suerte de poder conseguirla con facilidad.

NOTA:



Actualizado por Sir Asf:

CARACTERÍSTICAS: Aprovechando los últimos días antes de las vacaciones de Semana Santa, y la idea de hacer una ensalada de patatas de receta belga, me agencié una Chimay Roja para acompañar la cena (siempre se acierta con estas cervezas), ya que aún no había hablado de ella por aquí.

Esta Ale Belga ostenta un color cobrizo, bastante turbio, sobre el que se posa una esponjosa capa de espuma beix que no va a durar excesivamente, pero que se mantendrá en menor medida durante todo el trago. Se aprecia un olor dulce y afrutado, a melocotón, malta y pasas. Durante el trago se expande en la boca un sabor floral completo, donde destacan las frutas maduras, el caramelo y un leve amargor que equilibra la forma al final. El choque con el paladar genera espuma, donde destaca levemente la concentración alcohólica, evocando el sabor de un coñac añejado, pero aportando unas características cerveciles únicas.

Es más suave que su hermana Azul, con menos alcohol y menor intensidad en el sabor. No obstante mantiene un nivel muy alto, y es una elección fantástica.

NOTA:




sábado, 27 de marzo de 2010

Ambar 1900

MARCA: Ambar
MODELO: Ambar 1900
ESTILO: Pale Ale (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: Y otro modelo de La Zaragozana que se suma a este blog, Ambar 1900, la cerveza que conmemora el aniversario de Ambar. Aunque es una cerveza que he bebido en múltiples ocasiones (sobre todo por la accesibilidad a esta marca en Huesca y Zaragoza), decidí comprarla en Burgos para darle una cata más pausada.
Ambar 1900 es una Pale Ale, estilo poco común en las cervezas industriales de España, que como he comentado celebra el aniversario de la marca, lanzado en principio como cerveza de temporada, pero que a partir del 2000 podemos encontrar durante todo el año.

Tiene un color dorado claro y cristalino, casi transparente, pudiéndose ver a través de él y sus burbujas, rematado con una nube de espuma blanca que no dura demasiado. En su aroma destacan los cítricos y la malta, con leves matices herbales. Una vez en la boca hay un cierto toque afrutado, levemente ácido, que combina con la malta y el alcohol. Este se entrevé tímidamente, añadiendo un poco de fuerza al trago. Tiene un final caracterizado por un suave amargor, pero que no se aleja mucho del aspecto dulzón anterior.

Refrescante, suave y agradable. No es algo extraordinario, pero agradezco tenerla tan accesible, porque es una excelente cerveza de sesión.

NOTA:

jueves, 25 de marzo de 2010

Zischke Kellerbier Original

MARCA: Zischke
MODELO: Zischke Kellerbier Original
ESTILO: Kellerbier (5'4% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Esta es la otra Kellerbier que me envió Michael, de la cervecera Königsbacher que comenzó su historia en 1689 en Koblenz, localidad alemana situada a ambos lados del Rin. Me habría gustado guardar las dos cervezas de este estilo hasta que hiciese algo más de calor pero las ganas y la fecha de caducidad me lo impidieron, y es que aunque no me supuso ningún inconveniente beberlas en invierno parecen idóneas para el verano.

Es una cerveza color miel especialmente turbia, de carbonatación muy leve, casi sin espuma ni burbujas, bastante parecida a Schmucker. El aroma comienza malta dulce e impresionantes notas florales como protagonistas, secundariamente se aprecian miel, frutas tropicales y un suave deje herbal, y aún más disimulados melocotón y naranja. Exquisito, gracias sobretodo al lúpulo floral que da al aroma unos matices deliciosos.

Los sabores son suaves, casi demasiado, con una leve base de miel y malta, una importante acidez cítrica del limón que recuerda al sidral y abarca casi todo el trago, y muy limitados matices florales y frutales, pero pese a todo mantiene el cuerpo intacto. El final es largo y delicado, con un mínimo amargor herbal, y un regusto larguísimo que mantiene el sabor en la boca. No impresionante, pero perfectamente correcta y disfrutable cerveza.


NOTA:

martes, 23 de marzo de 2010

Chimay Blue/Grande Réserve

MARCA: Chimay
MODELO: Chimay Bleu/Grande Réserve
ESTILO: Brune Trapense (9% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS:

La historia de la Abadía Scourmount está recogida en la entrada de la Chimay Roja, por lo que me ahorraré los párrafos y pasaré a hablar sobre esta excelente variedad de Chimay: Chimay Azul.

Desde el momento en que la botella es abierta se respira un olor a gloria, a levadura fresca, malta y especias. El primer trago es sencillamente sublime, y poco a poco se va percibiendo un sabor delicioso y potente, una combinación excelente de dulces y amargos, dejando matices realmente interesantes a cada trago, con aromas caramelizados. Los 9 grados de alcohol la convierten en la más poderosa de las Chimay. Aunque no llegan a embriagar, sí que toman presencia al cabo de un rato, aligerando la mente y relajando el cuerpo.
La espuma es espesa y abundante, y se desliza por la copa a medida que ésta se va quedando vacía. Es una cerveza de color marrón oscuro.

Una elección excelente, una riquísima cerveza que puede estar presente en cualquier momento, aunque disfrutarla a solas o con gente que sepa disfrutar una cerveza fuerte, acompañada de quesos y con un rato tranquilo y largo por delante, es uno de los placeres capitales que se pueden experimentar.
(Nótese media cerveza de puntuación más que la Chimay Roja. Opiniones personales)


NOTA:



Actualizado por Embracing Darkness:

CARACTERÍSTICAS: Tras tres interminables meses de estudiar como un bosquimano escogí el producto estrella de la que es probablemente la marca Trapense más popular para celebrar mi ansiado final de examenes, y además así aproveché para estrenar la copa que la gigantesca Ana me consiguió de forma misteriosa. Era consciente de que esta reseña no iba a ser precisamente fácil, así que busqué un ambiente tranquilo donde pudiese concentrarme exclusivamente en la bebida, y tras poner algo de música me lancé a ello.

Es una cerveza marrón oscura, casi negra, que se torna de color pardo apagado si la colocamos al trasluz, y forma una cremosa y duradera capa de espuma beige de burbuja muy fina. Al olfato es simple y llanamente perfecta, repleta de matices desde el primer instante, comenzando con la aparición de la dulce malta y muchísima fruta, de donde destacaría sobretodo ciruelas y peras, aunque también se aprecian aromas de naranja, mora y un suave deje a plátano aportado por el trigo empleado en la elaboración. Como base se puede encontrar caramelo y chocolate con leche, con bastante moderación, y el alcohol se intuye entre el plátano y especias picantes bastante evidentes. Mucho más disimulada es la presencia del lúpulo, relegado a un plano completamente secundario.

En el sabor lo primero que percibo son manzanas y quizá peras, para abrir paso al instante al bombazo de malta tostada, ciruelas maduras, denso chocolate con leche y suave caramelo, acompañadas por un punto importante de especias picantes, clavo y canela. Más adelante se añade un punto de acidez cítrica y algo de alcohol, que aparece con fuerza pero sin exceso, y se fusionan a la perfección con un final largo, muy frutal y donde el alcohol ataca directamente a la garganta, dando una sensación muy placentera. Perfectamente equilibrada, una cerveza de lujo para disfrutar con calma y apreciando los innumerables detalles que ofrece.

NOTA:

domingo, 21 de marzo de 2010

La Ronda #22: Espantos Tempranos

Invita el Filósofo a la Ronda de Marzo, que nos acerca cada vez más al segundo aniversario de la iniciativa, y aprovechando la propuesta del mes anterior, le da la vuelta consiguiendo un tema que puede suponer divertidas respuestas por parte de los participantes:

¿Cuál fue la cerveza, o tipo de cerveza, que al probarla por primera vez no les gustó para nada? ¿Cuál fue su reacción en aquella oportunidad? ¿Y cuánto tiempo tardaron en volver animarse a probarla y en qué circunstancias?

Me vienen a la cabeza varias cervezas que me horrorizaron al principio y a estas alturas me siguen pareciendo insoportables, entre ellas La Bière du Demon, acerca de la cual ya he mostrado mi profundo desagrado recientemente, la desafortunada Grolsch Het Kannon, y Amsterdam Maximator, de muy alta graduación, al igual que las otras dos.

Sin embargo, voy a optar por comentar una cerveza que, pese a no parecerme una mala cerveza, por su extremado dulzor no me gustó nada la primera vez que la probé, la dopplebock EKU 28. Un año después de esa mala primera experiencia, notando cierta evolución en mis gustos cerveciles decidí probar de nuevo, pareciendome de nuevo excesivamente dulce y costándome una barbaridad terminar la botella. Ahora han pasado ya 2 años desde ese último intento, he seguido aprendiendo sobre cervezas, y me siento otra vez con ganas de enfrentarme a ella, eso sí, sin ninguna intención de dar más oportunidades si el resultado vuelve a ser negativo.

miércoles, 17 de marzo de 2010

A.K. Damm

MARCA: Damm
MODELO: A.K. Damm
ESTILO: Pale Lager (4'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: El otro día, conquistado por el recuerdo de la suculenta Ambar Export que comentó Embracing, y aprovechando una visita a Huesca, salí a agenciarme un par de botellas. La historia finaliza con que, no contento con el pack de 6 indivisible, me agencié una Damm Inedit, que no había probado, pero que al salir del super resultó ser una A.K. Damm. Menuda aventura.
Aprovechando que no habíamos hablado de ella por aquí, dejé la desilusión a un lado y me dispuse a tratar esta cerveza desde una perspectiva más amigable, fuertemente favorecida por el aspecto tan elegante que tenía su recipiente (una de las botellas más atractivas que he visto).

Esta cerveza, de la empresa catalana Damm S.A., nace en el año 2001 con motivo del 125 Aniversario de Cervezas Damm. Se presenta como "una cerveza exclusiva fruto de la perfecta combinación del carácter alemán con la suavidad y el refinamiento francés", con unos anuncios gráficos que me voy a permitir poner por aquí, porque merecen la pena:

Refuerzan el mensaje en su sutil etiqueta trasera: "Las culturas francesa y alemana forman un modo de ser: el estilo alsaciano, una mezcla de sofisticacion y pragmatismo".

A.K. Damm tiene un color dorado y claro, muy cristalino, donde se observan numerosas burbujas bailoteando y formando una espesa capa de espuma blanca, que sin embargo no dura en exceso, desapareciendo al cabo de unos minutos. En seguida destaca un aroma cítrico, seguido por algunos matices herbales y afrutados, que preparan el trago. En un primer momento, refrescante y poderoso, invade la boca un sabor herbal, afrutado y maltoso, que poco a poco disminuye en intensidad, desembocando en un final lupulizado bastante plano. El alcohol toma cierta presencia en el sabor y en la cabeza, sin copar el protagonismo. La agradable sorpresa del comienzo, termina convirtiéndose en indiferencia, aunque en ningún momento llega a aburrir o disgustar.

Una sorpresa, esperaba encontrar una cerveza muy normalita, y aunque esta tiene sus altibajos, se deja beber bastante bien.

NOTA:

martes, 16 de marzo de 2010

Wernesgrüner Pils Legende

MARCA: Wernesgrüner
MODELO: Wernesgrüner Pils Legende
ESTILO: Pilsener (4'5% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Es curioso el hecho de que, a pesar de llevar casi 600 años en activo, la cervecera fundada por los hermanos Schorer en Steinberg-Wernesgrün siga elaborando un único estilo de cerveza... y también prometedor, puesto que de una dedicación tan exclusiva no sería descabellado suponer una alta calidad en el producto comercializado. Con ese pensamiento rondando mi cabeza me dispuse a probar la cerveza la semana pasada, y lo cierto es que quedé totalmente satisfecho, aunque reconozco que estaba sugestionado de forma muy positiva.

La pinta al servirla es estupenda, con su color dorado especialmente brillante, como si fuese sirope de limón, y una buena capa de espuma blanquísima, parece estar pidiendo que la bebas de un trago. El aroma me sorprendió por su riqueza y variedad, presentandose con igual intensidad malta flores y miel, muy penetrantes y conjugándose a la perfección. Predomina un suave dulzor, con moderados recuerdos minerales, leves notas a galleta y hierba, estas últimas más evidentes hacia el final, y suaves puntos de limón.

Al beberla se muestra repleta de sabor, con un amargor marcado que se acentúa más hacia el final, compartiendo protagonismo con malta y cereales que sirven como base, donde se añade un cierta acidez cítrica y notas herbales que se hacen más patentes hacia el final, cuando aparece el carácter mineral que se apreciaba en el aroma. Fácil de beber y, sin embargo, con cuerpo y repleta de personalidad, y con un exquisito regusto de casi perfecto amargor adornado con matices herbales y minerales, muy muy sabrosa. Ojalá Michael me hubiese mandado unas cuantas más, harían mi verano más agradable.

NOTA:

sábado, 13 de marzo de 2010

Kaiserdom Alt Bamberg Dunkel

MARCA: Kaiserdom
MODELO: Kaiserdom Alt Bamberg Dunkel
ESTILO: Dunkel Lager (4'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Los origenes de la cervecera Kaiserdom se remontan a 1718, año en el que fue fundada en la ciudad de Bamberg, una ciudad de gran tradición cervecera, situada al Sudeste de Alemania. Desde sus inicios, han seguido la máxima "Beim Einsieden, nichts mere denn Hopfen, Malz und Wasser zu nehmen" ("Cuando se elabore cerveza, no utilizar nada más que lúpulos, malta y cereales") y, hasta el momento, la siguen manteniendo.

Al servirla es casi imposible casi imposible sacarle más de un dedo de espuma, y encima desaparece al instante. De color negro totalmente opaco, despide un intenso aroma de malta torrefacta y café, aderezado fuertemente con lúpulo herbal, y notas ahumadas y regaliz algo más secundarias, aunque muy relevantes igualmente. De fondo se puede apreciar chocolate oscuro, que da al aroma el punto dulce que necesitaba.

El sabor comienza de forma directa con la malta torrefacta levemente ahumada, recuerda a una Stout, e irrumpe a continuación un marcado gusto de regaliz, dando un toque dulzón que se complementa con intensas notas de madera, café negro y tabaco, y un suave amargor herbal. Final seco, con un firme regusto en el que se mezclan café, ahumados, malta y hierba, con un balance perfecto. Definitivamente en la reseña que hice anteriormente la cerveza no estaba en buenas condiciones, puesto que mientras aquella era aguada y aburrida, esta tiene buen cuerpo y cada sorbo es una delicia.

NOTA:

Augustinerbräu Lagerbier Hell

MARCA: Augustinerbräu
MODELO: Augustinerbräu Lagerbier Hell
ESTILO: Münchner Hell (5'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: Probé del envío que me hizo Michael a principios del año la Edelstoff de





jueves, 11 de marzo de 2010

St. Louis Premium Framboise

MARCA: St. Louis
MODELO: St. Louis Premium Framboise
ESTILO: Lambic de Frambuesa (2'8% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Bélgica

CARACTERÍSTICAS:

Siguiendo el ejemplo de Embracing en su último comentario sobre la Mort Subite Xtreme Framboise, me he olvidado de actitudes ante este estilo, que no me hace especial gracia, y he enfocado la cata de la St. Louis Premium Framboise (la segunda que tomo de esta marca) desde otra perspectiva. Para acompañar y asegurarme de no acabar descontento, me serví un bollo glaseado esperando un buen maridaje, y el resultado no fue decepcionante.
La Framboise o Frambozenbier es un estilo lambic belga, de fermentación espontánea, que como su propio nombre indica, utiliza frambuesas en su fermentación. Es una de las muchas variedades inspiradas por el tradicional estilo Kriek, en el que se usan cerezas.

En el vaso aparenta un color rosado oscuro muy opaco, en el que se vislumbran cientos de burbujas que suben a la superficie, generando una espuma abundante de un color blanquecino, levemente magenta, que no tarda en disiparse casi por completo. Su aroma tiene un claro predomínio de frambuesas, con leves dejes cítricos y maltosos que lo complementan, aunque en mi opinión ya comienza a empalagar. Su sabor a frambuesas y fresas ácidas, por supuesto, empaña el resto de los matices, con tímidas apariciones maltosas del trigo que por lo menos la diferencian de un refresco burbujeante. A su favor he de decir que mantiene un sabor intenso todo el tiempo, hasta que al final se aprecian restos de levadura en la base de la copa. El alcohol a penas tiene protagonismo.

Acompañó muy bien el pastel, aunque no termina de convencerme este estilo. Encuentro que su mayor defecto es el precio, demasiado para el resultado del producto. Aunque ya se sabe que aquí las cosas exóticas tienen que ser caras, cómo no.
NOTA

sábado, 6 de marzo de 2010

Zywiec Beer

MARCA: Zywiec
MODELO: Zywiec Beer
ESTILO: Pale Lager (5'7% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Polonia

CARACTERÍSTICAS: Ya comentó algo Embracing de la marca cuando habló de la Zywiec Porter, un regalo recién traído de Polonia. Recordemos que la cervecera Żywiec fue fundada en 1852 en la zona austro-húngara, y más adelante en Silesian Voivodeshipy (Polonia). La cervecera ha sido adquirida a mediados de los 90 por la gigante Heineken International. La Zywiec Beer es la más conocida de la marca, pudiéndose encontrar en gran cantidad de centros comerciales aquí en España.

Esta cerveza tiene un color amarillo dorado transparente muy brillante, con espuma blanca poco duradera y una carbonatación alta visible. Destaca el aroma a cereal y lúpulo, con un deje cítrico y muy levemente maltoso. En su comienzo revela un sabor fuerte, que poco a poco va disminuyendo de intensidad, con presencia clara del lúpulo, aunque bastante equilibrado, resultando un trago suave y agradable. Su 5'6% en alcohol no toma mucho protagonismo, aunque no se echa en falta mucha más intensidad.
No es una cerveza extraordinaria, pero me ha resultado bastante aceptable. Sin duda se me hace la boca agua al leer la reseña de su compañera Baltik Porter. No perderé la oportunidad de probarla, si se me presenta.

Nota: En otra ocasión la fotografiaré servida en el vaso, esta vez tuve problemas con la cámara, y ha sido una suerte haberle echado una foto antes.

NOTA

Schweiger Helles Export

MARCA: Schweiger
MODELO: Schweiger Helles Export
ESTILO: Dortmunder (5'1% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: Alemania

CARACTERÍSTICAS: El jóven Ludwig Schweiger comenzó en 1934 elaborando apenas un hectolitro de cerveza en la localidad de Markt Schwaben, y desde entonces su producción se ha disparado hasta superar con creces los 5.000 hectolitros, comercializando la fábrica en la actualidad 12 cervezas distintas, para todos los gustos. La que ha llegado a mis manos gracias a Michael es una Dortmunder, estilo que siempre he tenido ciertas dificultades para diferenciar de otras lager rubias, quizá la principal característica que las distingue es que son por lo general bastante secas, claro que eso no es exclusivo de estas cervezas.

De color dorado pálido, con no demasiada espuma y alguna burbuja suelta, no llama la atención en absoluto. El aroma sin embargo mejora algo las perspectivas, es dulzón y rebosante de malta, con un poco de limón dulce, marcado lúpulo floral y un deje herbal. No es un aroma especialmente intenso, pero sí equilibrado y que da la impresión de ser muy natural.

El trago comienza con fruta, recuerda algo a sirope de limón, quizá alguna nota de manzana madura, con un dulzor casi rozando el exceso, para dejar al instante el papel protagonista a la malta, con una intensidad bastante moderada. Se añade además el lúpulo, con un carácter predominantemente floral y más secundarios recuerdos herbales, para hacia el final presentar un mínimo punto de acidez. De cuerpo medio, más bien tirando hacia ligero, termina con un final seco de amargor considerable, muy lupulado, con un suave matiz picante. Bien nivelada y fácil de beber aunque tampoco pasa de correcta, quizá tiene el fallo de quedarse muy pronto sin gas. Perfectamente bebible, de todas formas.

NOTA:

jueves, 4 de marzo de 2010

San Miguel Selecta XV

MARCA: San Miguel
MODELO: San Miguel Selecta XV
ESTILO: Strong Lager (6'2% ABV)
PAÍS DE ORIGEN: España

CARACTERÍSTICAS: "San Miguel reinventa un clásico", es el eslogan de San Miguel Selecta XV, el relanzamiento en 2008 de la cerveza premium de la marca, que se produjó por primera vez en la fábrica de Lleida de San Miguel en 1972. Esta cerveza fue sustituída por la Extra, la Nostrum y finalmente este nuevo modelo, ideado para "los nuevos paladares contemporáneos". Nos embriagan con su información atractiva, con frases en la botella como "maduración en bodega" o "combinación perfecta de tres variedades de lúpulos centroeuropeos y tres tipos diferentes de malta". He leído cosas bastante buenas de San Miguel Selecta, la antigua, y las anteriores, y por el contrario hay grandes decepciones por este remake.

La cerveza en sí ostenta un color entre dorado oscuro y cobrizo, con espuma blanca y cremosa que no dura mucho pero que no llega a disiparse del todo. Despide un agradable aroma maltoso, floral, con toques de caramelo y levadura, que en el trago se torna dulce con un final amargo no muy seco. Deja en la boca el recuerdo del lúpulo, pero poco a poco sus características se van disipando, apareciendo un deje metálico que le hace perder calidad y buen sabor.

No es ninguna maravilla, es una cerveza que en seguida se torna aburrida. Aunque he de reconocer que tras leer las opiniones esperaba algo muchísimo peor.

NOTA:

miércoles, 3 de marzo de 2010

La Ronda #21: Alabanzas Apresuradas (Resumen)

Otra Ronda que pasa, otro mes que queda atrás. Este mes hemos invitado desde Hipos con mucho gusto a esta Ronda, y cada vez son más. Una vez propuesto el tema y recogidas las diversas opiniones que ha habido en esta, la 21ª Ronda, es momento de hacer el resumen. El tema de este mes fue el siguiente:
¿Alguna vez habéis probado alguna cerveza por primera vez, que en el momento os pareciese una casi completa perfección, a la que más adelante hayáis dado una segunda cata y vuestros pareceres ante esta cerveza hayan disminuído sustancialmente? No me refiero a que la segunda vez os parezca una mala cerveza, sino que no haya llegado a los niveles épicos que alcanzó en vuestro primer paladeo, cuando incluso os atrevisteis a ponerla en vuestro top 5 personal.
Una pregunta que a muchos ha hecho mirar atrás y recordar esas primeras cervezas que con orgullo se tomaban, saliéndose de la elección habitual. Esas cervezas que en su momento nos fascinaron y enamoraron, muchas de las cuales nos introdujeron de lleno en este mundo de conocimiento y variedad. Este mes la participación no ha estado mal, contando con la excelente noticia de que nuevos compañeros se han unido a este evento, participando y dando a conocer sus blogs.
A continuación, el resumen de la Ronda del mes de Febrero:

Manzapivo ha sido muy puntual este mes, como viene siendo habitual, y nos ha hablado de sus primeras experiencias en el mundo de la cerveza, resaltando la cerveza holandesa Bavaria 8.6. En sus palabras: "me encantó, ya que en ese entonces, creía que las cervezas lager sólo podían ser amargas y ésta me hizo sentir notas dulzonas y afrutadas que captaron de inmediato mi atención". Tras un tiempo consumiendo esta cerveza, le pasó como a muchos de nosotros: la dejó a un lado y ahora la compra de manera esporádrica, disfrutándola cuando la toma, pero sin llegar al nivel que experimentaba hace tiempo.

Nuestro filósofo cervecero, Max, podría hablar de muchas cervezas, pero prefiere centrarse en la Pardál Echt, la jedenáctka de la marca barata de Budvar, que tomó en una cata a ciegas, resultando ganadora. "Sus notas a lúpulo fresco me gustaron más que las más maltosas de Primátor 11%. [...] Hace poco la volví a tomar y me la encontré con mucho menos balance que la primera vez, ya no me gustó tanto y hoy prefiero la Primátor".

Desde Pitxiflu, Joruus hace su segunda aportación a la Ronda, eligiendo tres cervezas que se ajustan a lo pedido este mes. La primera es Murphys Red, un ejemplo claro de lo que ocurre cuando salimos de las lager estandar y probamos cosas nuevas por primera vez. Ahora mismo, tiende a evitarla. La segunda es la conocida Judas (candidata a priori por muchos para esta Ronda), que le conquistó con su alta graduación. Tras un tiempo probando nuevas cervezas, volvió a catarla y " la cerveza me decepcionó, me supo exageradamente a alcohol y casi ni me gustó el sabor. Un gran decepción". La tercera es la cerveza de la copa extraña, la Pauwel Kwak, un claro ejemplo de esa cerveza excepcional que tras un tiempo ha dejado de ser una perfección, pero que se puede disfrutar.

El Barón de las Cervezas, Eduardo, selecciona La Trappe Quadrupel, "una cerveza de mucho carácter que hasta el día de hoy me sigue pareciendo muy buena, pero con la gran diferencia que ya no me genera ni la mitad de lo que me produjo la primera vez que la probé". Esto es debido a la experiencia con nuevas cervezas de estilo Quadrupel.

Los amigos de Malta Nostrum se centran en la cerveza de miel Barbãr. Tras una visita hará cuatro años a una cervecería en la que encontró "más cerveza de la que estaba acostumbrado a ver", probó la Barbãr, quedando fascinado por su sabor, mucho más complejo que el de la San Miguel, cerveza típica aquí en España. "Empecé a ir a aquella cervecería más asiduamente y a muchas otras y a probar diferentes tipos de cerveza, tantos que me han hecho cambiar de opinión sobre la Barbar hasta dejarla por una de las cervezas que ya nunca tomo".

Andrés, del excelente Culturilla Cervecera, no encuentra una cerveza concreta para esta Ronda, pero hace memoria y se decanta por la Epidor, de Moritz. Cuando la probó aún sin etiqueta en el Barcelona Degusta, le pareció una buena cerveza (aunque no excepcional), pero "mucho mejor de lo que me ha parecido meses después cuando la he vuelto a encontrar ya comercializada... Tanto es así que aveces me pregunto si se trata de la misma cerveza".

Desde La Birra nuestra de cada día, nos hablan del cambio evidente que muchas cerveceras han hecho en sus productos. Destaca Estrella, las variedades Damm y el producto estrella Edel, que en su momento era fantástica, pero pasados los años se fue a pique. También hace referencia a la pérdida de calidad de Moritz Epidor (expuesta por Andrés). Finaliza proponiendo lo contrario a la Ronda: "una cerveza que en un primer momento no me gustó y que, en cambio, al darle una segunda oportunidad me ha convencido". Se trata de la Rosita de avellanas.

Pau, de Lupuloadicto, recuerda su incursión en el mundo de las cervezas hace cinco años, y cómo Voll Damm, una excelente cerveza, se convirtió en su pasión. Poco a poco, y con el paso de más cervezas, ha quedado en un segundo plano, fuera de su "top 5", pero guarda un muy buen recuerdo de ella.

Chela aparece casi al final con su aportación. Desarrolla una reflexión muy interesante sobre la evolución del paladar, tras probar gran cantidad de cervezas distintas, y habla de cómo las cervezas belgas, por ejemplo, atraen por sus envoltorios y sus leyendas, muchas veces quedándose únicamente en eso. Destaca Voll Damm como cerveza española, recordando aquellos tiempos en los que se tomaba con grandísimo gusto una tras otra sin inmutarse. Grimbergen es su elección belga, y finalmente Boddinton's es la cerveza británica que se lleva la palma, junto a Newcastle Brown Ale, cervezas que para él han perdido el encanto.

También al final, Cristián, de Sagrada Cerveza, que se une por primera vez a la Ronda y al que damos la bienvenida. Se centra en una cervecería, Otro Mundo, y dice: "Cuando tomaba asiduamente sus productos, me parecían excelente, sobretodo la Golden Ale y la Nut Brown Ale". Pero una cata posterior hace poco le descubrió nuevos defectos en estas cervezas que antes no notaba. Me quedo con su última frase: "Espero que si este cambio de opinión es por la baja de la calidad de sus producto, comiencen a bajar la pauta publicitaria y poner la inverisón en donde corresponde".

Y por último, nosotros mismos. Embracing recuerda Heineken y Judas como cervezas que le parecían bastante aceptables y que actualmente evita como si la vida le fuera en ello. Pero destaca Grimbergen, que pasa de ser un capricho divino a un complemento prescindible para una noche de poker. "Supongo que el haber conocido otras Ale Belgas que están a años luz de esta han hecho que le pierda la admiración a mi anteriormente idolatrada marca".
Por mi parte, me quedo con Leffe Radieuse.

Y eso es todo, dejo un billete grande en el platillo y nos levantamos todos para dar una vuelta. Si me he dejado a alguien fuera ha sido porque se me ha escapado su post. Agradezco que se me haga saber, para completar el resumen.
Finalmente, a ver quién se anima a proponer el próximo tema, que la Ronda es ciertamente interesante, no debemos permitir que se extinga.

Ist Barrakunden!